Deporte, Lesiones

¿Cómo evitar las lesiones deportivas?

Con el nuevo año nuestros planes se llenan de buenas intenciones de cambio. Esto es especialmente relevante en el caso de la salud. Dejar de fumar, hacer dieta o hacer ejercicio son algunos de los propósitos más usuales tras los excesos de las fiestas.

Tras el 1 de enero surgen muchos nuevos deportistas que se lanzan a la práctica sin información o sin tener en cuenta los peligros que entraña. Además de esto, muchas veces fruto de accidentes, sufrimos lesiones asociadas a la práctica de ejercicio. También los deportistas profesionales y de élite las sufren debido a que están sometidos a fuertes sobrecargas.

Estudio biomecánico

Pero no hace falta ser deportista profesional para sufrir lesiones deportivas. De hecho, cada vez vienen más asociadas a deportistas esporádicos sin asesoramiento. Hacer ejercicio es altamente recomendable pero, como todo, en exceso y practicado sin el suficiente conocimiento puede tener repercusiones nocivas para la salud.

Estas lesiones pueden ocurrir, como ya hemos dicho, fortuitamente o bien por una sobrecarga de los músculos, huesos o articulaciones. La buena noticia es que podemos ayudar a prevenirlas siguiendo unos sencillos consejos.

Efectuar calentamiento y estiramiento antes de cada sesión de ejercicio

El calentamiento a realizar dependerá del tipo de deporte que vayamos a realizar y la intensidad del mismo. Con el calentamiento, aumenta el flujo de sangre y oxígeno a los músculos, de manera que aumenta su resistencia y quedan preparados para la actividad física.

Es muy importante, en primera instancia, que la persona esté en buena forma física para el deporte que pretende realizar y que conozca sus propios límites físicos. Si traspasamos el límite, se vuelve muy difícil evitar lesiones deportivas. Es decir, el entrenamiento debe estar totalmente personalizado, adaptado a cada persona y sus circunstancias.

Debe ser gradual. Primero empezaremos trabajando con grandes grupos de músculos para ir después trabajando grupos más específicos. También iremos de lo concreto a lo general en cuestión del tipo de deporte: es decir, primero efectuaremos ejercicios generales, adaptados a cualquier deporte y después más específicos.

Al igual que el calentamiento, el estiramiento es crucial para preparar el cuerpo para el ejercicio. Debemos tener en cuenta qué músculos intervendrán en mayor proporción en la práctica deportiva y hacer hincapié en ellos en el estiramiento. El estiramiento mejora la flexibilidad y, por ello, es ideal para prevenir y evitar lesiones deportivas futuras, ya que muchas de ellas se deben a la falta de flexibilidad.

Diversos factores a tener en cuenta para evitar lesiones deportivas

Otros factores importantes son la alimentación y la hidratación. Cuando hacemos alguna actividad física, es normal perder gran cantidad de líquidos, por lo que debemos cuidar la hidratación. También, debemos tener en cuenta que, tras el ejercicio, es importante comer de manera óptima, como por ejemplo, reponer carbohidratos.

consejos evitar lesiones deportivas

Disponer del equipo adecuado para el deporte a realizar es muy importante, pero también que se adapte a nosotros. Por ejemplo, las zapatillas deben adaptarse perfectamente a nuestros pies, pero también debemos tener en cuenta el uso de protectores en ciertos deportes como, por ejemplo, el patinaje.

Otro punto a nuestro favor para evitar lesiones deportivas es el enfriamiento. Consiste en unos quince minutos de actividad suave tras el ejercicio. Por ejemplo, caminar o estirar. De esta manera, evitamos que los músculos se enfríen de golpe. Tras el ejercicio, también son muy beneficiosos los masajes para mejorar la circulación, así como un correcto descanso.

Todo esto contribuirá de manera activa a la prevención de molestas lesiones que, en ocasiones, tiene largos períodos de recuperación. Hacer ejercicio es muy sano y deseable para una mejor calidad de vida, pero debemos hacerlo con información y sin sobrepasarnos.