Nutrición, Recetas

Recetas con quinoa: aptas para celíacos

La quinoa es un pseudo-cereal especialmente indicado para los celíacos: 3 recetas con quinoa para armar un menú completo.

En anteriores ocasiones ya hemos hablado de la quinoa como uno de los súper alimentos más de moda en la actualidad. Su caso es muy curioso porque, a pesar de tratarse de una semilla, en la cocina se comporta como un cereal, por lo que tenemos lo mejor de ambas opciones. Además, se trata de un alimento perfecto para los celíacos, ya que no contiene gluten, funciona como un cereal y nos aporta un gran número de beneficios.

La quinoa, conocida como “el alimento de los dioses” y que ha formado parte de la dieta de los incas durante siglos, ganando gran fama en Sudamérica y desde allí vendido en Europa, es además una excelente fuente de carbohidratos de bajo índice glucémico: esto quiere decir que vamos usando la energía que nos proporciona poco a poco sin causar picos de glucosa. Gracias a esto es perfecto para los deportistas de resistencia.

También contiene grasas insaturadas (beneficiosas para el organismo), hierro y proteínas vegetales de alta calidad, lo cual hacen de la quinoa un alimento altamente recomendable en las dietas vegetarianas y veganas.

Para que le saques todo el partido que merece en la cocina, te traemos un menú de tres platos (entrante, primero y segundo) elaborados con quinoa y aptos para celíacos. ¡A cocinar y a disfrutar!

Entrante: tomates con quinoa y queso al horno

Quinoa

 

Un plato muy sencillo y muy similar a los tradicionales tomates al horno rellenos de cuscús, pero cambiando la sémola de trigo por quinoa. Fácil, rápido y rico.

Ingredientes para 4 personas:

4 tomates grandes, 100 gramos de quinoa, 4 cucharadas de queso rallado (el que más te guste), 4 cucharadas de queso de fundir rallado, sal y pimienta y AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra).

Elaboración: lo primero es precalentar el horno a 200 grados y, mientras tanto, lavamos bien la quinoa y la ponemos a cocer. Limpiamos los tomates, les quitamos “el sombrerito” y sacamos con cuidado la pulpa con una cuchara, reservándola para el relleno. En un bol aparte mezclamos la quinoa cocida y ya escurrida con el queso rallado y aproximadamente la mitad de la pulpa de los tomates; mezclamos bien para que se integre todo y rellenamos los tomates ahuecados con la mezcla. Finalmente cubrimos la parte superior de los tomates con el queso rallado para fundir y un chorrito de AOVE, y los llevamos al horno durante alrededor de 40 minutos (o cuando veas que la parte de arriba está dorada).

Primer plato: sopa de quinoa y verduras

Quinoa

 

Preparar sopa con quinoa es muy sencillo: simplemente deberemos dejarla a fuego medio cuando el agua esté en ebullición durante unos 15 minutos. Es importante que antes de cocinarla lavemos bien la quinoa bajo el grifo con agua fría para eliminar así la saponina: un elemento no apto para el consumo. Además, antes de cocinarla podemos tostarla ligeramente para conseguir un sabor más intenso, aunque esto es a gusto del consumidor.

Ingredientes para 4 personas:

Un litro de agua, 100 gramos de quinoa, admite todo tipo de vegetales al gusto. Podemos echar zanahoria, puerro, apio, pimiento rojo o verde, calabacín, guisantes… Sal y pimienta al gusto.

Elaboración: lo primero que tenemos que hacer es lavar muy bien la quinoa, dejarla escurrir y secarla y, si queremos, tostarla levemente en la sartén. Mientras, llevamos el litro de agua a ebullición. Limpiamos y cortamos los vegetales en trozos pequeños y, una vez esté el agua hirviendo, los echamos junto con la quinoa en la olla. Dejar reposar durante unos minutos y, cuando esté al punto, retirar, salpimentar y servir.

Segundo plato: hamburguesa de merluza y quinoa

Quinoa

 

Para el plato principal te proponemos sorprender con esta rica hamburguesa de pescado y quinoa: seguro que nadie se espera un plato como este.

Ingredientes para 4 personas:

300 gramos de merluza, 150 gramos de quinoa, 2 claras de huevo, ajo, perejil, pimienta, sal y AOVE, 2 tomates, una hojas de lechuga, media cebolla y pan especial para celíacos.

Elaboración: lo primero es lavar y poner a cocer la quinoa. Mientras tanto podemos picar la merluza muy fina, la colocamos en un bol y mezclamos con ella el ajo, perejil y las dos claras de huevo (crudas, sin montar y sin batir). A esta pasta le incorporaremos la quinoa ya cocida, escurrida y seca y mezclamos muy bien para que se integre. Repartimos la pasta para hacer hamburguesas del mismo tamaño, les damos forma con las manos y las pasamos por la sartén. Ya solo queda montarlas como una hamburguesa tradicional con el pan especial para celíacos, las rodajas de tomate y de cebolla y las hojas de lechuga. Si necesitas una pequeña guía puedes ver la vídeo-receta de este plato con algunas modificaciones aquí.