Alimentos, Nutrición, Recetas

Recetas con quinoa: el “alimento de los dioses”

Si hay un alimento versátil, con un buen reparto de macronutrientes y apto para todos los públicos, ese es la quinoa. Os contamos las bondades de esta ancestral semilla y os enseñamos a prepararla.

La quinoa es la semilla de una hierba, aunque generalmente se la considera un grano o pseudo cereal. Es originaria de la zona de la cordillera de los Andes, donde lleva consumiéndose desde hace siglos, pero ha llegado a Europa hace poco tiempo en lo que podemos considerar un boom alimenticio. 

¿Por qué es tan buena la quinoa?

¿Qué hace a la quinoa ser un súper alimento? A diferencia de otros cereales, la quinoa realiza un elevado aporte de proteínas (14 gramos por cada 100 gramos de producto, frente a los 2,7 gramos de proteína por cada 100 gramos de arroz, por ejemplo), lo cual la hace perfecta para deportistas y vegetarianos o veganos. También contiene 6 gramos de grasa por cada 100 gramos de quinoa, que son insaturadas y con un buen aporte de ácidos grasos Omega-3 y Omega-6. Además, es un alimento libre de gluten, ideal para los celíacos, y tiene una buena cantidad de fibra alimentaria.

La quinoa es una semilla, pero lo que la hace especial en la cocina es que puede consumirse como un cereal, lo cual abre un amplio abanico de posibilidades en forma de recetas para su consumo: ensaladas, sopas, postres… Podemos incluirla en una gran variedad de platos, ya que su textura suave casa bien con la mayoría de alimentos.

A continuación te ofrecemos tres recetas de platos en los que la quinoa es protagonista, ¿te animas a probarlos?

Quinoa

Tabulé de quinoa

Ingredientes para una ración: 40 gramos de quinoa, un tomate mediano, medio pepino mediano, un cuarto de cebolla blanca, un diente de ajo, AOVE, zumo de limón y unas hojas de menta.

Preparación: lavamos la quinoa y la ponemos a hervir como si fuera arroz. Una vez cocida (tarda unos 15 minutos a fuego medio) y mientras drena en un colador, lavamos el tomate y el pepino y pelamos la cebolla y el ajo, y los troceamos en dados pequeños. Integramos todos los ingredientes y aliñamos con aceite y limón. Por último, troceamos unas hojas de menta.

Verduras al wok con quinoa

Ingredientes para una ración: 30 gramos de quinoa, medio pimiento rojo, medio pimiento verde, un tomate mediano, un pepino, media berenjena, ajo y perejil, AOVE y limón.

Preparación: lavamos la quinoa, la ponemos a cocer y la dejamos drenar. Mientras tanto, cortamos el tomate y la berenjena en dados y los pimientos en juliana. Como el wok se debe utilizar bien caliente, podemos dejar que vaya cogiendo temperatura a fuego bajo mientras tanto. Cuando el wok esté listo echamos las verduras y la quinoa y las movemos con utensilios de madera. Sazonamos mientras cocinamos con ajo y perejil, sacamos los alimentos y una vez fuera aliñamos con aceite y limón.

Ensalada fresca de quinoa

Ingredientes para una ración: 30 gramos de quinoa, un tomate mediano, una pechuga de pollo, 1/4 de lata de maíz, un queso fresco pequeño, AOVE y sal.

Preparación: lavamos y cocemos la quinoa y la dejamos drenar. Cortamos la pechuga de pollo en tiras finas, la hacemos a la plancha y la reservamos. Lavamos el tomate y lo cortamos en dados, y troceamos el queso fresco. Incorporamos la quinoa, el pollo, el tomate, el queso fresco y el maíz, y aliñamos al gusto con AOVE y sal.

Puedes usar la quinoa de mil maneras diferentes, ¿cuál es tu favorita?