Deporte, Entrenamiento

¿Necesitas un entrenador personal?

Un entrenador personal es un profesional de la salud cuyo objetivo es elaborar un programa deportivo-nutricional adaptado a tus características personales.

Entrenamientos a medida

Decantarse por contratar los servicios de un entrenador personal, por ir al gimnasio, o simplemente hacer ejercicio por tu cuenta, son opciones personales que puedes elegir, incluso de forma combinada.

En este artículo, te mostramos algunas diferencias entre practicar ejercicio con un entrenador personal u otras formas diferentes de realizarlo, para que tengas una idea más clara de qué es lo que puede ofrecerte. La razón es que se suele tener un concepto del entrenador personal que no se ajusta a la realidad.

¿Qué puede ofrecerte un entrenador personal que no puedes encontrar en el gimnasio o practicando ejercicio por tu cuenta?

La figura del entrenador personal no está muy extendida. En general se tiene una idea de que se trata de algo exclusivo para gente con dinero. Un capricho que se dan los famosos, que son quienes pueden permitírselo.

Sin embargo, la realidad es que no es un profesional tan exclusivo como se piensa. De hecho, existen entrenadores personales para todos los bolsillos. Incluso las nuevas tecnologías han hecho que aparezca el entrenador personal por Internet. Esta nueva figura, aunque quizá no sea como una sesión en persona, permite reducir mucho el precio, e incluso hacerlo asequible, prácticamente para cualquier persona.

Por el contrario, cuando la gran mayoría de los ciudadanos pensamos en hacer ejercicio, se nos suele venir inmediatamente a la cabeza la idea del gimnasio, o de la de algún deporte específico.

Las ventajas del gimnasio son que, por un precio razonable, podemos disponer de una gran cantidad de aparatos para hacer ejercicio. Pero, ¿sabemos realmente utilizarlos y sacarle el mejor rendimiento? La respuesta más generalizada es que no. Aunque los gimnasios suelen tener monitores para resolver alguna pregunta o duda de los clientes, no pueden dedicarse a cada uno con detenimiento. Por ello, salvo que se contrate a alguno de forma específica, los contactos con los monitores no suelen exceder mucho de las tablas de entrenamiento, que suelen ser bastante generales, o las clases colectivas.

Atención al 100 % a la persona que entrena

Lo que diferencia precisamente al entrenador personal es que su función es preocuparse de la persona que entrena durante todo el tiempo. Fijarse en los detalles, ver lo que puede mejorar. Nos explica la mejor forma de realizar cada ejercicio, qué es lo que se busca con él y para qué sirve.

Pueden diseñarnos una tabla específica para realizar, según nuestras necesidades y objetivos, sin tener que tener en cuenta el tipo de aparatos que hay en el gimnasio. Cambiarla en todo momento, según van variando nuestros requerimientos y hacerla con nosotros, motivándonos.

entrenador ejercicio

Máximo aprovechamiento del tiempo de ejercicio

De todo ello resulta: que se aprovecha más el tiempo, que se puede sacar más partido a la actividad deportiva o de entrenamiento que se realiza y que se dejan de practicar los ejercicios que no nos llevan a cumplir lo que deseamos.

Las ventajas no solo se traducen en que es necesario dedicar menos tiempo, sino que se obtienen mejores resultados.

Formación sobre cómo practicar cada ejercicio o qué ejercicio practicar

Pero, sobre todo, la diferencia reside en que el entrenador personal te explica lo que haces y por qué. Te educa, te enseña como diseñar las tablas de entrenamiento, qué es lo importante. Te enseña a realizar los ejercicios de forma correcta, evitando lesiones o malas posturas y obteniendo el máximo rendimiento.

Entrenamiento integral, motivación y compromiso

Hacer ejercicio se transforma en un entrenamiento de la persona, en que interviene el intelecto y no solo la voluntad. Además, un entrenador personal aporta motivación y te obliga a comprometerte más que de cualquier otra forma, ya que tienes que quedar con él o ella.

Posibilidades

Puede ser incluso interesante tenerlo durante un tiempo para aprender a sacar el mejor partido a cada ejercicio después por nuestra cuenta.

Además, un entrenador personal te enseña a utilizar el peso corporal para sacar el mejor partido a los entrenamientos, a usar elementos cotidianos o que puedan encontrarse al aire libre. Las posibilidades van mucho más allá de que las que puede ofrecer el interior de una sala de gimnasio.