Envejecimiento, Salud

¿Es posible borrar tu pasado? No, pero las marcas del acné sí

El acné, las manchas en la piel y las cicatrices son una de las preocupaciones estéticas en todas las edades. ¿Es posible eliminarlos a través de tratamientos médicos?

El acné es una de las enfermedades más comunes de la piel y se encuentra muy relacionada con los cambios hormonales, el estrés, la piel grasa, la menopausia o la acción de determinados medicamentos. Está presente sobre todo en la etapa de la adolescencia, cuando los cambios hormonales se hacen más visibles y, aunque es un problema que puede darse a cualquier edad, lo cierto es que se relaciona más con la población en edad adolescente.

El acné suele aparecer en la cara pero también en hombros y espalda.

La lesión elemental es el comedón, que puede ser abierto  ( puntos negros ) o cerrado ( las llamadas “ espinillas”)  estos pueden infectarse por las bacterias que viven en nuestra piel y originar pústulas, y quistes en casos más graves.

Una buena higiene diaria, limpiando las zonas afectadas con un jabón neutro, y la utilización de cremas específicas ,libres de grasa ( oil free) es fundamental para evitar que el acné se extienda y vaya a más.

Deberemos acudir al dermatólogo lo antes posible para que nos prescriba un tratamiento personalizado, y nuestro acné no nos deje cicatrices, y en caso de que estas hayan aparecido, poder tratarlas de la manera más correcta e individualizada posible.

Cómo eliminar las marcas de acné en la piel

acne

El acné puede dejar algunas marcas y cicatrices residuales, y eliminarlas es un proceso lento y costoso. Es muy importante que antes de decidirnos por un tratamiento concreto acudamos a nuestro dermatólogo, que será quien estudie nuestro caso y decida cuál es el que más nos conviene según nuestro tipo de piel, la cantidad o extensión de las marcas, etc.

El peeling químico

Uno de los tratamientos más utilizados para controlar o disminuir el acné y terminar con las marcas en la piel, sobre todo con las que aparecen después de haber sufrido acné, es el peeling químico. A través de este tratamiento se “pelan” o se retiran las capas más superficiales de la piel, de modo que se retiran parte de las cicatrices cutáneas que se tengan. A menudo se utilizan sustancias que ayudan a desinflamar los comedones y espinillas, siendo entonces una buena solución para el acné activo y para las marcas que aparecen como consecuencia.

Para poder retirar estas capas superficiales de piel se utiliza un agente químico que exfolia la zona a tratar. Es un tratamiento sencillo que no suele requerir anestesia y que tiene mínimas complicaciones , siempre deberemos realizar una adecuada fotoprotección  posterior, y seguir las indicaciones de nuestro dermatólogo.

Eliminación del acné y sus marcas con láser

Otro de los métodos más utilizados para eliminar el acné y sus marcas es el tratamiento con diversos tipos de láser, que además suele combinarse con técnicas de despigmentación y fórmulas antioxidantes. A la hora de tratar el acné con láser, este puede ser de dos tipos:

  • Láser fraxel: es un láser poco agresivo que penetra solamente en las capas más superficiales de la piel. El tiempo de aplicación del tratamiento puede variar en función de nuestro fototipo y de la extensión de las lesiones. Este tipo de tratamiento con láser se utiliza también para eliminar estrías y cicatrices.
  • Láser píxel: se trata de un tipo de láser menos agresivo aun que el anterior y que penetra menos en la piel. Funciona realizando microperforaciones en la piel, que favorecen la formación de piel nueva en el lugar donde se encontraban las marcas o manchas del acné. Para obtener unos buenos resultados se suelen realizar varias sesiones en cada paciente (una al mes, normalmente) y se necesitan unos cuatro o cinco días de recuperación tras ellas. Además, suelen complementarse con peeling químico y con tratamiento de mantenimiento que el paciente puede realizar en casa. Este tipo de tratamiento con láser, además, se utiliza para suavizar las arrugas, rejuvenecer la piel y corregir cicatrices.