Embarazo, Salud

Consejos para el puerperio: recomendaciones para el postparto

El momento del postparto es muy delicado y hay que tener una serie de precauciones para volver lo antes posible a la normalidad.

El embarazo es, en la mayoría de los casos, un viaje de 9 meses en los que la madre se ve envuelta en un carrusel de emociones y cambios físicos. Debido a la larga duración del embarazo y a los nervios de lo que está por llegar, las últimas semanas suponen un momento especial de estrés para la madre.

Cordón umbilical

Con tanta fatiga acumulada, muchas madres primerizas creen que después de dar a luz, su cuerpo dejará de sufrir las consecuencias del embarazo; pero esto no acaba con el parto. Los primeros meses, tras dar a luz, traen consigo una serie de complicaciones y cambios en el cuerpo de la mujer. A esta fase se le llama postparto o puerperio, y en esta etapa el cuerpo comienza una transición para volver al estado que presentaba antes de portar un bebé dentro.

Después de dar a luz, ¿cuánto tiempo dura el puerperio?

Tu cuerpo se ha estresado y esforzado al máximo, y como tal, necesita un tiempo para recuperar su forma. Las primeras seis semanas después de dar a luz son el llamado período de recuperación, y aunque cada mamá es distinta, estas primeras seis semanas deben ser respetadas por todas para asegurar una correcta recuperación.

El dolor del perineo en el caso de ser un parto vaginal suele desaparecer tras las primeras tres semanas después del alumbramiento, recuperando entonces su forma habitual. La vagina también acabará recuperando prácticamente el estado previo al del embarazo.

puerperio

¡Apunta! Consejos para después de dar a luz

Después del parto, la mamá pasa por una etapa de cambios corporales que el cuerpo impulsa para volver al estado que tenía antes de la fecundación. Por ello, necesitarás una serie de cuidados y consejos para llevar esta etapa lo mejor posible. Un primer consejo es que tu perineo sane, para conseguirlo deberás lavarlo con agua y jabón y realizar cambios frecuentes de compresa para mantenerlo lo más seco posible. Si ha sido un parto por cesárea, recuerda cuidar bien de la cicatriz, lavándola del mismo modo con agua y jabón.

Es importante comer bien y mantenerse activa, sin llegar a realizar ejercicio, prueba a dar paseos mientras recuperas tus fuerzas. En cuanto a la dieta, procura que sea equilibrada, promoviendo los alimentos nutritivos y tomando mucha fibra y agua, para compensar el un tránsito intestinal que, tras el parto, le costará volver a la normalidad.

Otra de las cosas que puedes hacer para mejorar poco a poco tu forma es realizar ejercicios de Kegel, unos ejercicios especialmente diseñados para ejercitar los músculos pélvicos debilitados durante el parto. Procura cuidar bien de tus mamas, especialmente si estás amamantando. Solicita ayuda de profesionales durante el ingreso para que te enseñen una buena técnica de lactancia. Aplica calor antes de cada toma cuando estén ingurgitados y te duelan. Puedes utilizar cremas o pomadas cuando estén agrietados.
El embarazo es un largo viaje que no acaba con el parto, y la etapa del postparto se puede hacer cuesta arriba. Recuerda apoyarte en los tuyos y ser paciente con el bebé y contigo, siendo el mejor consejo que te podemos dar el que mantengas la comunicación con tus médicos y que acudas a todas tus citas para evitar riesgos innecesarios.