Deporte, Entrenamiento

Calistenia: el deporte sin pesas que está causando furor

Cada vez se ven más personas practicando calistenia en parques públicos. Veamos por qué este sistema de entrenamiento con el propio peso corporal ha llegado para quedarse.

La calistenia es un buen ejemplo de que para hacer deporte solo se necesitan ganas y por supuesto, el propio cuerpo. Estamos hablando de un sistema de entrenamiento que utiliza el peso corporal para realizar ejercicios en los que intervienen grupos musculares.

Deporte

A diferencia de otras disciplinas anaeróbicas, en la calistenia el objetivo es dominar el movimiento, y no tanto la fuerza o la potencia como ocurre en las actividades en las que se levantan pesas.

Quienes se inician en la calistenia suelen prescindir prácticamente de cualquier material y complemento para entrenar, ya que han de aprender primero a hacer bien ejercicios básicos como las dominadas, los fondos, las flexiones o incluso hacer el pino.

En los últimos años, la calistenia se ha puesto de moda a pesar de que se tiene constancia de que este sistema de entrenamiento se utilizaba hace siglos. Hoy son muchos los que escogen esta actividad a la hora de llevar a cabo una rutina deportiva al aire libre en los gimnasio.

Veamos cuál es el origen de la calistenia y cómo ha llegado a posicionarse hoy en día como una alternativa más a la hora de ejercitar el cuerpo.

Origen de la calistenia

beneficios de la calistenia

La palabra calistenia viene del griego kallos (belleza) sthenos (fortaleza). No es casualidad su etimología, pues hay autores que apuntan que ya en el 480 a.C el ejército de Esparta practicaba esta disciplina.

Otros se remontan a la Francia y la Inglaterra del siglo XVIII, países donde se difundieron varios escritos en los que se explicaban los beneficios de estos ejercicios. Curiosamente, la calistenia comenzó a ser popular como una disciplina que aportaba beneficios principalmente a las mujeres. Educadoras como Catharine Beecher ayudaron a la difusión de esta actividad en países como Estados Unidos.

¿Qué beneficios conlleva la calistenia?

Lo que más suele impresionar de la calistenia es el control del movimiento corporal que tienen los practicantes de esta disciplina. Hay quien puede pensar que todo ese control se basa en desarrollar la fuerza de los músculos, pero además de eso, también es necesario la agilidad y la flexibilidad.

Todo esto hace que en la calistenia se preste más atención a la ejecución de los ejercicios y no al trabajo en sí. Como consecuencia, esta disciplina conlleva una serie de beneficios que merecen mencionarse para entender el furor que está causando últimamente:

  • Incrementa la fuerza, potencia y resistencia muscular.
  • Mejora la flexibilidad y el equilibrio.
  • Aumenta los músculos (limitado, al utilizar el peso corporal).
  • Mejora del alineamiento y la postura corporal.
  • Menor riesgo de lesión en comparación con otros deportes al trabajar de forma muy progresiva e ir de ejercicios sencillos a otros más complejos.

¿Por qué cada vez hay más adeptos?

origen de la calistenia

En la era de Internet y las redes sociales es fácil encontrarse con personajes públicos que se mantienen en forma gracias a la calistenia. Quienes están al tanto, saben que este sistema de entrenamiento es mucho más que hacer ejercicios básicos de toda la vida. Su intensidad se puede aumentar usando anillas, barras desde las cuales colgarse o poniendo pesas sobre el cuerpo.

Frank Medrano es uno de esos atletas de calistenia que comparte su rutina diaria ante millones de seguidores. En una entrevista aseguró que lo que nunca falta en su entrenamiento son las dominadas, las flexiones y los fondos en barras paralelas.

Precisamente, este punto es lo que hace de la calistenia un deporte atractivo: todo el mundo (que no esté lesionado) puede empezar a practicarlo a diario. Solo es cuestión de introducir los ejercicios mencionados de forma progresiva, y en cuestión de un mes, se empiezan a ver resultados, pudiendo aumentar el número de repeticiones o simplemente ejecutando los ejercicios mejor.

Además de su sencillez y de que es apto para prácticamente todo el mundo, la calistenia también se ha puesto de moda en el mundo del fitness porque, a simple vista, se puede ver que los practicantes tienen una buena forma física, con predominio de la hipertrofia muscular y un bajo porcentaje de grasa. Estos aspectos juegan a su favor a la hora de decantarse por esta disciplina entre todas las que se pueden practicar sin material deportivo y sin acudir a ningún centro deportivo.

Fotos | iStock Satyrenko / Brainsil / fizkes