Deporte, Salud Dental

Deportista, cuida tus dientes

El cuidado de nuestra salud bucodental es un tema que nos preocupa a todos, pero sobre todo debería estar en mente de aquellos que hacemos deporte con regularidad, ya sea a nivel amateur o profesional.

La salud de nuestros dientes y encías tiene mucho que ver con el rendimiento deportivo, y cada vez son mas los entrenadores que insisten en que los atletas pasen revisiones periódicas en el dentista para comprobar que todo está bien. ¿Sabes cómo puede afectar la salud bucodental a tu rendimiento?

¿Puedo lesionarme por una mala salud bucodental?

Las lesiones musculares y articulares pueden verse agravadas por una mala salud bucodental, como consecuencia de infecciones dentarias o paradentarias. Las infecciones bucales son peligrosas para los deportistas, ya que las bacterias que se encuentran en la cavidad bucal pasan de forma fácil y rápida al torrente sanguíneo, pudiendo facilitar de esta forma las posibles lesiones en otras partes del cuerpo.

Al pasar estas bacterias al torrente sanguíneo, nuestro sistema inmune se ve debilitado, y no responde de la forma ideal ante el rendimiento deportivo. De este modo, mientras practicamos deporte podemos llegar a sentir fatiga e inflamación articular, e incluso facilitar los desgarros musculares o lesiones en las articulaciones de índole más grave.

Otras patologías como las caries, la gingivitis o sangrado de encías y las infecciones bucales pueden llegar a provocarnos episodios de fiebre, con la consecuente debilidad general y bajada de defensas.

Salud bucodental

Muerde bien, corre mejor

La maloclusión o morder de forma incorrecta también puede afectarnos en nuestra faceta como deportistas. Una mala mordida, normalmente generada por la falta de piezas dentales que no se reponen, puede dar lugar a dolor muscular en la zona alta de la espalda y el cuello, y como consecuencia podemos llegar a tener una mala alineación corporal.

En el apartado de la mordida podemos incluir también los problemas de bruxismo que sufren tanto deportistas como personas sedentarias. El bruxismo (apretar fuertemente los dientes o hacerlos rechinar sin ser conscientes de ello) suele aparecer mientras dormimos, aunque también puede darse en situaciones de vigilia cuando sufrimos presión.  Este rechinar de dientes produce tensiones musculares, un gran desgaste dental y puede derivar en un descanso incompleto, básico para el deportista.

¿Cómo cuidar nuestra salud bucodental?

– Por supuesto, tanto deportistas como sedentarios debemos tener una higiene bucal completa. Esto es, cepillarnos los dientes después de cada comida y no olvidar hacerlo antes de irnos a dormir, pues durante el sueño proliferan las bacterias bucales. Además de utilizar una pasta de dientes con flúor, que refuerza el esmalte de las piezas dentales, es ideal utilizar el hilo dental.

Cuidar nuestra alimentación: llevar una dieta equilibrada y reducir el consumo de azúcares es una máxima a seguir para toda la población. Especial atención en el caso de los runners de larga distancia, que suelen consumir productos ricos en glucosa que, combinados con las bebidas con un PH bajo y la deshidratación pueden llevar a episodios de caries o de desgaste dental.