Salud Dental

Razones para llevar ortodoncia siendo adulto

El tratamiento de ortodoncia en los adultos  es mucho más complejo que en la población infantil.

Es un proceso más lento debido a que, en muchas ocasiones, falta alguna pieza dental, o son bocas que ya han sido sometidas a distintos tratamientos de reconstrucción dental lo que dificulta un poco esta terapia. Como promedio, un adulto, deberá permanecer con esta tratamiento de 18 meses a tres años. Pero el tiempo de tratamiento puede variar según el paciente y la dificultad del caso. Y, al igual que con los niños, tendrán que usar un retenedor después de que les quiten los correctores dentales o brackets para que se mantengan los resultados conseguidos.

Por ello es fundamental que antes de realizarse un tratamiento de ortodoncia, acuda a revisión con su odontólogo general. Quién le aconsejará acerca de todos los tratamientos que se tendrá que realizar para que la boca esté acondicionada para la ortodoncia.

banner-financiacion-dental3

La mayoría de los adultos que se someten a estas terapias es por una cuestión estrictamente estética, aunque si bien es verdad que muchos no se deciden por la incomodidad de llevar unos dispositivos metálicos o brackets a la vista de todo el mundo. Por este motivo se utiliza, en muchas ocasiones, lo que se conoce como ortodoncia invisible, que no son más que férulas transparentes que pueden pasar desapercibidas para los demás. Este tipo de dispositivos, incluso, pueden retirarse cuando se quiera, por ejemplo, para un evento social. Aunque lo ideal, para que el tratamiento de ortodoncia sea efectivo, es llevarlo el mayor tiempo posible, en boca.

¿Por qué someterse a un tratamiento de este tipo?

Muchas veces los adultos nos planteamos la idea equivocada de que ya hemos llegado tarde para someternos a un tratamiento de este tipo. Sin embargo, nunca es tarde para intentar tener una dentadura sana y bien colocada, que permita llevar a cabo el funcionamiento de la boca y de los dientes de manera fisiológicamente correcta.

Así hay muchos adultos con los dientes mal alineados, con problemas de maloclusión dental, que puede originar un desgaste anómalo en algunas piezas dentarias, así como problemas de mandíbula. Este problema tiene diferentes causas, y aunque la más frecuente es la hereditaria, puede estar originada por la salida o erupción cuando somos pequeños, en mala posición de los incisivos superiores que salen más hacia atrás o de los inferiores más hacia delante, lo que provoca una mordida cruzada anterior.  Este problema, en adultos, se puede corregir con brackets o distintos aparatos y usando elásticos para llevar los dientes inferiores hacia atrás y los superiores hacia delante. Sin embargo, en ocasiones, hay que recurrir a la cirugía mediante la cual se colocarán bien los huesos ya que el paciente ya no está en etapa de crecimiento para poder modificarlos; posteriormente se combinará con la ortodoncia con lo cual se podrá dejar la oclusión estable y todo alineado.

De todas formas, sí que es muy importante que para someternos a un tratamiento de este tipo debemos tener una dentadura y unas encías sanas, por lo que antes debemos acudir a un dentista para descartar cualquier problema en nuestra boca.

¿Cómo puedo saber que necesito un tratamiento de ortodoncia?

Consulte con su dentista y le llevará a cabo una exploración de su boca. Según el caso lo referirá a un ortodoncista, que es un dentista que se especializa en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de las deformidades dentales y de la boca.

Además, recuerde que el estar en seguimiento y tratamiento con el ortodoncista no nos exime de seguir con los controles dentales regulares con el dentista.