Salud Dental

Qué hacer después de un blanqueamiento dental

El efecto del blanqueamiento dental suele mantenerse durante una media de dos años, pero ¿sabes lo que tienes que hacer al salir de la consulta con tu nueva sonrisa?

Has decidido darle más vida a tu sonrisa y hacerte un blanqueamiento dental: tu odontólogo te ha aconsejado el tipo de blanqueamiento que mejor se adapta a tus necesidades y te has informado de todo lo que tienes que preparar de cara al gran día, pero ¿sabes lo que tienes que hacer después? Seguro que te asaltan muchas dudas: ¿puedo beber café? ¿y comer de todo? Nosotros te las despejamos a continuación.

¿Qué puedo comer y beber después de un blanqueamiento dental?

Blanqueamiento dental

Después de realizar el blanqueamiento dental nuestros dientes son muy susceptibles a captar diferentes pigmentos por lo que, en la medida de lo posible, durante la siguiente semana debemos llevar una dieta que no incluya alimentos con colorantes. Además,  deberemos restringir la ingesta de algunos alimentos y bebidas durante las 48 horas siguientes:

  • No se deben comer alimentos con colores oscuros: por ejemplo la remolacha, las espinacas, los arándanos, la salsa de soja… que pueden manchar nuestros dientes, que captan esos pigmentos.
  • Lo mismo aplica a las bebidas con colores oscuros como el café, el té, el vino tinto y las bebidas con colorantes. Al menos durante 48 horas es mejor que nos limitemos a hidratarnos a base de agua.
  • Tampoco debemos comer frutas ácidas como el kiwi, la piña o los cítricos. Los zumos de estas frutas también quedan descartados durante este período de tiempo, ya que pueden causar hipersensibilidad dental.
  • Tampoco son aconsejables los alimentos o bebidas muy frías, ya que tus dientes se mantendrán bastante sensibles tras el tratamiento blanqueador, sensibilidad que desaparece al cabo de los días.

Otros consejos tras el blanqueamiento

Es importante que no fumemos durante las siguientes 48 horas al blanqueamiento dental: la nicotina es uno de los agentes que causa mayor coloración en los dientes, y mucho más si se encuentran receptivos respecto a los pigmentos, como en este caso.

Además, tras el blanqueamiento dental debemos mantener una excelente higiene oral usando siempre dentífricos y colutorios que no lleven pigmentos de color que puedan teñir nuestros dientes. Podemos utilizar un dentífrico o gel que inhiba la sensibilización de los dientes e incluso es conveniente usar dentífricos blanqueantes que permitirán mantener dicho blanqueamiento, pero no aumentarlo.