Cultura del Seguro, Embarazo

Pensando en quedarte embarazada, ¿cuándo es mejor contratar un seguro?

Conoce en qué momento puedes disponer de las coberturas de un seguro de embarazo, desde su seguimiento hasta la asistencia al parto.

Estás pensando en quedarte embarazada, también has decidido que quieres contratar un seguro para el seguimiento de tu embarazo y la asistencia al parto, pero te queda una cuestión por resolver, ¿cuándo es el mejor momento para darse de alta? Te informamos a continuación para que puedas decidir qué fecha es más adecuada para ti.

Asistencia al parto y cesárea

En estas circunstancias, una de las principales cuestiones que se nos plantean cuando estamos pensando en contratar un seguro médico es saber si tendremos cubierta la asistencia al parto y cesárea. Todas las aseguradoras tienen un plazo de carencia para prestar este servicio, así que como mínimo es necesario contratar la póliza antes de quedarte embarazada para tenerlo incluido.

Estos periodos de carencia, dependiendo de la compañía, pueden llegar a sobrepasar el año, por lo que es esencial informarse bien antes de darnos de alta, para asegurarnos de que tendremos la asistencia al parto cubierta. Los seguros médicos de Sanitas tienen establecido únicamente un plazo de carencia de 240 días para la asistencia al parto o cesárea, es decir, han de pasar al menos 8 meses entre el alta del seguro y el momento del parto.

Seguimiento del embarazo

Cobertura embarazo

En Sanitas se cubre el seguimiento del embarazo que incluye tanto las consultas ginecológicas como las pruebas de embarazo habituales como analíticas y ecografías.

A través de las consultas se revisa tanto la salud de la madre como del desarrollo del bebé, la frecuencia de estas viene determinada por la evolución y necesidades de cada embarazo.

Pruebas de detección de riesgos

Hay varios tipos de pruebas de detección de riesgos (como el Test genético prenatal no invasivo), que evalúan la probabilidad de que el bebé nazca con algún trastorno genético, y si tenemos más de 35 años, o los primeros exámenes de detección indican que hay un riesgo elevado, se nos ofrece la posibilidad de practicar una amniocentesis.

Esta prueba se suele realizar entre las 15 y 19 semanas de gestación, pero hay que tener en cuenta que al tratarse de una prueba diagnóstica de alta tecnología también tiene un periodo de carencia, que en los seguros médicos de Sanitas es de 6 meses.

Decide en función de tus necesidades

Si estás pensando en quedarte embarazada, planifica bien cuándo es más conveniente darte de alta. Teniendo en cuenta los periodos de carencia, es muy sencillo encontrar la cobertura adecuada para ti. Además, una vez tengas tu seguro médico también puedes utilizarlo consultando al especialista en la preparación de tu embarazo, para que pueda ayudarte desde el principio.