Salud, Salud Dental

Bruxismo: cómo una férula te cambia la vida

Los diferentes pasos a seguir cuando nos hacen una férula de descarga para el bruxismo.

Más del 70% de la población española padece bruxismo: una patología que nos hace apretar y rechinar los dientes generalmente cuando estamos dormidos, aunque también hay casos de bruxismo diurno. Esta condición puede afectarnos de diferentes maneras: provocando dolor de cabeza al despertar, dolor de oídos, dolores musculares, desgaste de las piezas dentales al rechinar los dientes… Una forma sencilla de tratarla es a través de una férula de descarga: te explicamos cómo se realiza paso a paso el tratamiento y cómo nos beneficia el uso de esta férula.

¿Por qué tiene lugar el bruxismo?

El bruxismo tanto nocturno como diurno no es una enfermedad en sí misma, sino que se trata de un síntoma de que algo no va bien en nuestro cuerpo. Por norma general, el hecho de apretar y rechinar los dientes tiene lugar debido a una situación de estrés que no sabemos manejar de manera correcta: hacer fuerza con la mandíbula es la forma de liberar tensión que tiene nuestro cuerpo.

El bruxismo afecta por igual a hombres y a mujeres y a todo tipo de personas sin tener en cuenta su edad o condición social: pueden sufrirlo niños y ancianos, deportistas, personas sedentarias, personas dedicadas a su hogar o personas con trabajos estresantes. Siempre que hay un factor de estrés al que no sepamos dar salida, el bruxismo puede aparecer.

Es importante que, además del tratamiento odontológico a través de una férula de descarga, identifiquemos aquello que está produciendo un pico de estrés en nuestras vidas: de ese modo podremos atajar el problema desde su raíz y podremos mejorarlo poco a poco.

Ferula de descarga

¿Cómo se realiza una férula de descarga?

Las férulas de descarga para el bruxismo son férulas de resina creadas a partir de unos moldes de nuestra propia dentadura (por eso son personales e intransferibles) que nos ayudan a liberar la tensión acumulada durante el día en caso de que suframos episodios esporádicos o continuados de estrés. Se usan mientras dormimos y están fabricadas con resinas 100% seguras para nuestro organismo. Así es cómo se fabrica una férula de descarga para el bruxismo y cómo nos ayuda.

Primera visita al dentista

Lo más habitual es que durante una visita a nuestro dentista, este haya detectado que tenemos los dientes desgastados y que esto se puede deber a un problema de bruxismo. Quizás hemos sido nosotros mismos los que hemos acudido a consulta después de notar dolores en la mandíbula o de cabeza al despertarnos por las mañanas. En nuestra primera visita al dentista para tratar el bruxismo, lo más habitual es que el profesional sanitario nos pregunte por nuestros hábitos diarios para confirmar que existe un problema de bruxismo y poder así poner solución al mismo.

Cómo se hace el molde para crear la férula de descarga

Es importante que tengamos en cuenta que no hay dos dentaduras iguales: por eso cada persona debe disponer de su férula de descarga para el bruxismo, que es única, personal a medida e intransferible. Para realizarla se coloca una cubeta con un material elástico llamado alginato que se amolda a la forma de nuestra dentadura: una impresión en negativo de la disposición y forma de nuestros dientes.

La férula puede ser superior o inferior, dependiendo de la arcada en la que se coloque, aunque suele ir colocada en la arcada superior. Suele estar fabricada en acrilamida transparente y siempre es de un material duro. Esto es importante ya que hay personas que utilizan los protectores bucales deportivos como tratamiento para combatir el bruxismo: estos protectores están fabricados en materiales blandos y pueden llegar a estimular el hábito de apretar la mandíbula por las noches en lugar de eliminarlo. Los protectores bucales deportivos no son un tratamiento indicado para el bruxismo.

Una vez nuestra férula está ya realizada, se realizan los ajustes necesarios por parte del dentista para que se adapte perfectamente a nuestra dentadura.

Tras esta visita se pueden realizar otras en las que se vayan haciendo pequeños ajustes en la férula de descarga. Estas visitas de control son necesarias ya que la férula de descarga si no está bien ajustada, no hace su función y puede ser dañino para el paciente.

Una férula de descarga puede ayudarnos a mejorar la calidad de nuestro descanso nocturno, a garantizarnos que nos levantaremos descansados, sin dolores musculares o de cabeza y a preservar la salud de nuestras piezas dentales y de nuestras articulaciones temporomandibulares.