Prevención, Psicología, Salud

¿Cómo evitar el estrés en el avión?

En ocasiones, coger un avión puede ser un verdadero trauma para muchas personas. Para evitar este infierno, ahora que llega Semana Santa, te proporcionamos algunas recomendaciones para que tus vacaciones no te amarguen.

En primer lugar, no hay que olvidar que estadísticamente el avión es que el medio de transporte más seguro. Aunque es evidente que existe una tendencia general a exagerar los peligros de volar.

Por otro lado, es posible que no sea el viaje en sí, sino todo el preparativo y la planificación necesaria lo que nos produce estrés.

Muchas personas que tienen una verdadera fobia a volar pueden experimentar síntomas como mareos, taquicardias, sudoración, inquietud general, etc. Para solucionar este problema, es importante determinar la causa que origina la fobia.

También es aconsejable hacerle frente poco a poco, empezando por vuelos de menor duración. Y, si lo crees necesario, compartir tu problema con el personal de vuelo.

Consejos para evitar el nerviosismo hasta el embarque

Sea cual sea tu caso, a continuación te otorgamos algunos consejos sobre cómo evitar el estrés al viajar en avión que te serán muy útiles. Toma nota de algunas recomendaciones.

1.- Para evitar olvidos, realiza un listado de todo lo que tienes que llevarte a tu viaje. Haz la maleta (o maletas) con antelación para evitar el estrés y las preocupaciones de última hora.

2.- Puedes preparate mentalmente realizando el viaje en tu propia imaginación y constatando que todo sale perfectamente.

3.- Sal con tiempo al aeropuerto. Esta es una medida que puede evitar el estrés en caso de atascos o por cualquier otro problema relativo a la circulación hasta lugar de destino.

miedo a viajar en avión

4.- A veces, lo que te produce nerviosismo es el embarque, así que, si éste es tu caso, aunque tengas que pagar una pequeña cantidad extra, solicita el embarque prioritario.

5.- Siempre recomendable no tomar mucha cafeína si los vuelos te estresan. Bebe líquidos y come ligero antes del viaje.

6.- Si tu desplazamiento no va a durar muchos días, quizá te sea suficiente llevar equipaje de mano, con lo que te ahorras la facturación antes de volar, y la recuperación del equipaje después del vuelo.

7.- Usar las salas de espera o lounges del aeropuerto hará también que te sientas más cómodo/a.

Consejos para evitar estrés en el avión

1.- Si te informas sobre los aviones y su funcionamiento en general, incluyendo sonidos, luces, etc., puede ayudarte a tranquilizarte en el vuelo. Cuanto más conozcas sobre el medio de transporte, menos margen de actuación tendrá tu ansiedad.

2.- Evita pensar una y otra vez sobre aquello que te da miedo. Elige, en cambio, pensamientos que te hagan sentir cómodo/a.

3.- Distráete. Hoy en día, es muy fácil con las nuevas tecnologías. También un buen libro puede ser un buen compañero de viaje. Incluso puedes ver una película en tu tablet u ordenador portátil. ¿Y qué tal oír música tranquilizadora o incluso realizar afirmaciones positivas?

4.- Otra posibilidad es dormir durante el viaje. Para ello, conviene que te hayas cansado con antelación, por ejemplo, haciendo ejercicio o practicando algún tipo de deporte.

5.- Olvídate de la ropa apretada o incómoda por muy bonita que sea. Si necesitas un ambiente relajado/a, es mejor llevar ropa cómoda y con la que te sientas a gusto.

6.- Nunca está de más respirar hondo cuando sientas que tu angustia sube. A veces, puede ayudarte sentarte lejos de las ventanillas o en la parte trasera del avión, ya que estadísticamente es la más segura.

7.- También debes mentalizarte de que las turbulencias no implican un peligro, de modo que, si ocurren, deberemos concentrarnos en la respiración, y prepararnos mentalmente para afrontarlas. No olvides que los pilotos y el personal de vuelo van contigo en el avión y son profesionales preparados para afrontar cualquier circunstancia.