Envejecimiento, Salud

Mayores: sois nuestros héroes deportivos

Los mayores héroes deportivos de cierta edad: maratonianos de más de 70 años, corredores de más de 90, culturistas, mujeres haciendo baile deportivo.

¿Quién dice que a partir de cierta edad no se puede hacer deporte? Lo cierto es que la actividad física y la actividad deportiva tiene muchos beneficios en todas las etapas de nuestra vida, siempre y cuando esté adaptada a nuestras capacidades y orientada por profesionales del sector. Así, las personas mayores que practican deporte se convierten en nuestros héroes deportivos de referencia, siendo capaces de tirar abajo los prejuicios que muchos tienen frente a la actividad física.

Los beneficios del deporte en las personas mayores

Actividad física y salud siempre van de la mano, sobre todo en la última etapa de la vida. No solo el deporte puede ser una gran fuente de beneficios físicos, ya que nos ayuda a mantenernos activos y a mantener en buena forma nuestros huesos, articulaciones o musculatura y a mejorar nuestra movilidad, sino que además también nos ayuda en el plano psicológico: la práctica deportiva en los adultos mayores les ayuda a socializar y a huir de la soledad y el aislamiento al que se ven sometidas muchas personas de edad avanzada, les ayuda a ganar confianza en sí mismos y a ser autónomos y valerse por sí solos.

A pesar de que tradicionalmente siempre se han recomendado actividades deportivas suaves para las personas mayores como la natación, la caminata o el Pilates, sabemos que otro tipo de entrenamientos como el de fuerza repercute positivamente en su salud, siempre y cuando se encuentre adaptado a las necesidades de cada persona. El trabajo de fuerza en adultos mayores puede ayudar a mejorar la osteoporosis y a ralentizar el deterioro del organismo, por lo que es muy buena idea incluirlo en su rutina de entrenamiento.

Qué precauciones deben tomar los adultos mayores al hacer ejercicio

Lo más importante a la hora de que los adultos mayores realicen una actividad deportiva es que esta se encuentre adaptada a sus condiciones y necesidades: debe tratarse de una actividad segura para ellos y supervisada siempre por profesionales de la actividad física. Un acercamiento interdisciplinar a la actividad física en la que participen médicos, fisioterapeutas y entrenadores siempre será beneficiosa para los adultos mayores.

Es necesario tener en cuenta el historial médico de la persona que se dispone a realizar ejercicio físico y hacer asimismo una evaluación inicial a través de la cual se conozcan su estado general de salud y las posibles limitaciones que pueda sufrir esa persona: intervenciones quirúrgicas recientes o medicamentos pueden influir en el rendimiento deportivo de los adultos mayores.

La actividad deportiva en adultos mayores debe ir encaminada a mejorar su calidad de vida: mejorar su circulación, aumentar su densidad ósea y su masa muscular, mejorar el rango de movilidad de las articulaciones, mejorar otras capacidades físicas como el equilibrio, la agilidad y la coordinación… De este modo los adultos mayores que practican una actividad deportiva lograrán ser más autónomos y tener una mejor calidad de vida.

Robert Marchand: un récord mundial a los 105 años

Uno de los casos más conocidos de adultos mayores que han mantenido la actividad física a lo largo de toda su vida y que han hecho de ella su bandera es el del francés Robert Marchand, quien batió el pasado mes de enero el récord de la hora en bicicleta. Un gran ejemplo de superación y de constancia, pero también de que nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer deporte: no en vano, Marchand retomó su afición a la bicicleta cuando contaba ya con 67 años de edad.

Marchand ostenta varios récords sobre las dos ruedas, entre ellos el del centenario más rápido en bicicleta, cubriendo 100 kilómetros en un tiempo de 04:17:27.

Enrique Miguel García, “el abuelo maratoniano”

Después de 57 años corriendo, comenzando cuando solo contaba con 14 años de edad, Enrique Miguel García se ha ganado el título de “el abuelo maratoniano” en la madrileña localidad de Alcorcón. A sus 72 años, este ex-militar ha subido en numerosas ocasiones al podio del maratón de Madrid, y combina la carrera con otros deportes como el windsurf, frontón, tenis… Todo un enamorado del deporte, ejemplo de que la edad es solo un número y no debe impedirnos continuar tras nuestros sueños.

Johanna Quaas, la abuela gimnasta con récord Guinness

La gimnasta más longeva en activo se llama Johanna Quaas y, a sus 91 años, esta alemana sigue entrenando seis días a la semana para mantenerse en forma y, sobre todo “disfrutar del deporte con la misma pasión que un adolescente” en sus propias palabras. Una dieta muy cuidada y unos entrenamientos supervisados por su marido, ex-técnico deportivo, hacen que Johanna pueda seguir participando en festivales y competiciones a su avanzada edad. En abril de 2012 consiguió el récord Guinness a la atleta en activo de edad más avanzada.