Salud, Salud Dental

Limpia tu ortodoncia: aprende a usar el cepillo interproximal

Cómo usar un cepillo interproximal cuando llevamos ortodoncia para evitar la caries interdental.

Limpiar nuestra boca y nuestros dientes puede llegar a ser todo un arte, y es que hay un momento y una técnica para cada una de las cosas que usamos para ello: la pasta de dientes, el enjuague bucal, el hilo dental… La limpieza de nuestra boca cobra incluso más importancia cuando somos portadores de una ortodoncia fija como pueden ser los brackets: quienes los llevamos o los hemos llevado sabemos que es muy habitual que la comida o los residuos se queden en el espacio que hay entre la ortodoncia y los dientes, que es bastante difícil de limpiar.

Para ayudarnos en este cometido podemos echar mano del socorrido cepillo interproximal: te explicamos cómo se utilizan para mantener tu boca y tu ortodoncia a punto.

Cómo limpiar bien la ortodoncia con el cepillo interproximal

Cuando llevamos ortodoncia fija o brackets es muy importante que limpiemos nuestra boca a conciencia para evitar la proliferación de bacterias que pueden causar caries o enfermedades periodontales. Normalmente usaremos el cepillo de dientes con pasta dentífrica y el enjuague bucal después de cada comida. Sin embargo, para asegurarnos de que eliminamos toda la suciedad y los restos de comida de nuestra ortodoncia es una buena idea usar un cepillo interproximal una vez al día después del cepillado, preferiblemente por la noche.

Los cepillos interproximales son cepillos mucho más pequeños, con filamentos y un cabezal flexible que permite penetrar en los espacios creados entre los dientes y que nos será muy útiles a la hora de limpiar nuestra ortodoncia.

Su uso es muy sencillo: solamente tenemos que introducirlo con cuidado de abajo hacia arriba por debajo del alambre que une cada uno de los brackets y con él limpiar suavemente y de forma muy delicada cada uno de los lados de los brackets. Después repetimos la operación introduciendo el cepillo de arriba hacia abajo para limpiar todas las caras de la ortodoncia. Tras esto solo nos queda enjuagarnos con agua o con nuestro enjuague bucal.

Para usar el cepillo interproximal no es necesario utilizar pasta de dientes: basta con que nos aseguremos de que los filamentos del cepillo bien limpio pasan por cada una de las caras de los brackets.

cepillo-interproximal

Qué es la caries interproximal

Los cepillos interproximales no son de uso exclusivo de las personas que llevan ortodoncia: también quienes tengan pequeños espacios entre los dientes (son frecuentes en los pacientes que han sufrido enfermedades periodontales) pueden beneficiarse de su uso. Podemos elegir entre distintos tamaños y modelos el cepillo que mejor se ajuste a nuestras necesidades: los que están diseñados para limpiar los espacios interdentales entre las muelas, en la zona trasera de la arcada, sueles tener un ángulo especial en el cabezal para poder llegar a esta zona de difícil acceso.

Esta limpieza tan completa gracias a los cepillos interproximales nos ayudará a prevenir la aparición de las caries interproximales: las que aparecen en una o en las dos paredes laterales de los dientes; es decir, en los puntos de unión de unos dientes con otros. En su cara lateral, los dientes tienen una estructura menor que en su parte masticatoria, de forma que las caries inrproximales se aproximan rápidamente a la pulpa o nervio del diente. Esto, evidentemente, causa dolor, y generalmente es necesario realizar una endodoncia para solucionarlo.

Las caries interproximales son difíciles de diagnosticar, ya que solo pueden ser localizadas mediante una radiografía: no suelen ser visibles a simple vista a no ser que ya se haya dado la destrucción de una gran parte de la estructura dental. Normalmente, al estar originadas por los restos de comida y bacterias que se quedan entre dos piezas dentales, suelen afectar a los dos dientes colindantes, y es necesario reconstruir ambas piezas rápidamente (algo que suele hacerse en la misma sesión) para que la caries no siga avanzando y para evitar que los restos de comida se sigan acumulando en el mismo sitio.

Como prevención para que no aparezcan este tipo de caries es muy importante que nos aseguremos de limpiar bien los espacios interdentales mediante el uso del hilo dental o de los cepillos interproximales. Las revisiones periódicas en la consulta de nuestro dentista también son importantes para localizar estas y otras caries.