Salud

Todo sobre la preservación de fertilidad masculina

Cuando prevés que tu fertilidad puede verse comprometida por un factor externo, es reconfortante saber que tienes opciones de ser padre más adelante gracias a la criopreservación.

Hoy en día es posible la preservación de la fertilidad masculina mediante la congelación de espermatozoides. Las muestras criopreservadas pueden ser utilizadas para dar lugar a embarazos posteriores mediante técnicas de reproducción asistida. La congelación de espermatozoides ha demostrado no tener efectos nocivos en la consecución del embarazo y tampoco en el desarrollo posterior de la descendencia.

Infertilidad

¿Cuándo se recomienda el uso de la criopreservación del semen?

Existen diferentes situaciones en las que la criopreservación del semen es un procedimiento recomendado:

  • Pacientes que van a ser sometidos a tratamientos oncológicos que pueden ver mermada su fertilidad. Según el tipo de enfermedad, los tratamientos empleados para luchar contra el cáncer a menudo generan incapacidad para producir espermatozoides en los varones. Esta incapacidad puede recuperarse en ocasiones produciéndose de nuevo la generación de espermatozoides si bien es cierto que estos pueden haber disminuido en concentración y calidad. En estas circunstancias la posibilidad de conseguir un embarazo a término puede verse comprometida seriamente. Por eso es recomendable, preservar la fertilidad antes de iniciar el tratamiento oncológico con el fin de poder lograr descendencia manteniendo la carga genética.
  • Pacientes que se van a someter a cirugías que comprometan la funcionalidad del aparato reproductor masculino. De igual manera, en caso de varones que deseen realizar cirugía anticonceptiva (vasectomía), pueden preservar muestra seminal antes de la misma con el fin de tener opciones si en el futuro cambian de idea y desean tener descendencia.
  • Pacientes que están realizando un tratamiento de reprodución asistida y que tienen dificultades para la obtención de la muestra, bien porque el día que se requiera esta muestra no van a estar disponibles o porque el tratamiento requiera tener una muestra de calidad previamente congelada como es el caso de pacientes con muestras de baja calidad (criptozoospermia) o con muestras procesadas para evitar la transmisión de agentes infecciosos como virus de hepatitis B, virus de hepatitis C o VIH.

congelación semen

¿En qué consiste la criopreservación?

Como hemos explicado, la criopreservación es una técnica que permite que los pacientes puedan congelar su semen para poder ser utilizado en un futuro. Para que esta sea efectiva, se necesita recoger una muestra de semen. En este caso el laboratorio encargado de la congelación será quien informe de las instrucciones para la recogida de la muestra con el fin de garantizar la viabilidad de la misma tras la descongelación. De igual manera, se realizará una valoración de dicha muestra para corroborar que cumple con los criterios necesarios para ser congelada.

Los espermatozoides se mantienen criopreservados en nitrógeno líquido, bajo estas condiciones pueden permanecer años.
Durante la congelación/descongelación no se pierden espermatozoides pero si se disminuye la movilidad de los mismos. Gracias a las técnicas de microinyección espermática que se emplean de forma amplia en la mayoría de los laboratorios de Fecundación in vitro, podemos utilizar muestras de muy bajo recuento y movilidad con resultados excelentes.