Prevención, Salud

Gafas de sol, ¿protección garantizada?

Las lentes no protegen simplemente por ser oscuras. Esto es lo que tienes que saber antes de comprar unas gafas de sol.

Los rayos ultravioleta, aunque son beneficiosos para la salud en su justa medida, en dosis elevadas constituyen una de las radiaciones más nocivas para el ser humano. Cuando nuestros ojos están expuestos a altos niveles de radiación UV, necesitamos una protección adecuada para prevenir posibles afecciones oculares como conjuntivitis, queratitis o incluso cataratas.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que por el simple hecho de que las gafas de sol lleven lentes de color, eso no nos protege de la radiación solar, tal como advierte el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO). “Un cristal oscuro sin filtro dilata la pupila, dejando paso a una mayor cantidad de radiaciones UV, pudiendo ocasionar daños en estructuras oculares tan importantes como la retina”, señala. Además, “el uso de lentes de mala calidad puede provocar mareos, visión doble, dolor de cabeza y daños oculares”, añade.

Por todo ello, el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas aconseja buscar gafas de sol homologadas en centros autorizados, en los que podrás contar con el asesoramiento de los mejores profesionales.

¿En qué fijarse al comprar unas gafas de sol?

Dicho todo lo anterior, te detallamos los principales elementos que debes considerar a la hora de elegir unas gafas de sol que garanticen la protección de tus ojos y cuiden tu salud visual.

El tipo de lente

Existen tres clases de lentes básicas para unas gafas de sol:

  • Las lentes fotocromáticas son las que mejor se adaptan a la intensidad de la luz ambiente y de la radiación UV, pues se oscurecen en presencia de luz natural y se aclaran en la oscuridad.
  • Las lentes polarizadas se recomiendan para la práctica de deportes al aire libre, ya que permiten el paso de los rayos verticales, útiles para la visión, y bloquean los oblicuos, que son los que producen deslumbramiento. Esto hace posible que filtren la luz que se refleja sobre superficies planas como el agua, el asfalto, la pintura de los coches, la nieve o la arena, mejorando la calidad de la visión, la percepción de los colores y la definición de las formas. Por todo ello, también son especialmente útiles durante la conducción.
  • Las lentes espejadas reflejan parte de la luz, pero protegiendo los ojos del exceso de luminosidad de la luz directa y de los reflejos que se producen en superficies como el agua, la arena, la nieve o el asfalto. Su uso es recomendable en deportes náuticos y de invierno, así como en ambientes deslumbrantes o con luz muy brillante.

Gafas de sol, ¿protección garantizada?

El certificado CE de fabricación

Cuando vayas a comprar unas gafas de sol, asegúrate de que tengan la marca CE con el nombre del fabricante y las referencias propias del modelo.

El color de las lentes

  • Los tonos naranjas y amarillos, que aportan mayor contraste y profundidad de campo, son idóneos, por ejemplo, para la conducción al atardecer y con niebla, o para deportes de movimientos rápidos como el tenis.
  • Los marrones, que permiten una visión cómoda sin gran alteración de los colores, son ideales para deportes al aire libre y están especialmente indicados para personas que han sido operadas de cirugía refractiva o afectados de cataratas.
  • El verde, el que más distorsiona los colores naturales, es aconsejable para deportes naúticos y de invierno.
  • Los grises, con mayor fidelidad cromática (apenas alteran la percepción del color), son idóneos para ambientes con iluminación irregular o para la conducción.

El tipo de filtros

Los filtros van del 0 (menos luminosidad) al 4 (más luminosidad). Las del número 0 son gafas de lente clara que, por lo general, se usan para la conducción. Las del 1 son para espacios de luminosidad leve; las del 2 y el 3 son las más habituales y se recomiendan para practicar deporte o ir a la playa; y, finalmente, las del 4 son las más oscuras y, por tanto, las mejores para ambientes de sol extremo.

La fecha de caducidad

Aunque las lentes no caducan como tal, sí que pueden perder algunas de sus propiedades con el paso del tiempo, en especial si no se guardan y protegen adecuadamente. Fíjate bien en las propiedades del modelo que elijas y asegúrate de que se encuentran en perfecto estado.

Para muchos, las gafas son hoy un elemento indispensable para completar su look. Recuerda que no solo es una cuestión de moda, sino que está en juego tu salud visual. Por ello, cuando tengas previsto comprarte unas gafas de sol, acude a un centro autorizado en el que vendan gafas homologadas y deja que sea el óptico-optometrista el que te asesore sobre las lentes que más se adaptan a tus necesidades.