Psicología, Salud

Estrategias para controlar el estrés en el ámbito laboral esenciales para gerentes

Las estrategias para controlar el estrés laboral son esenciales para tu productividad en el trabajo.

No es bueno tener un equipo de trabajadores estresado o infeliz. De hecho, la frustración de un empleado puede incluso resultar contagiosa.

Si tus empleados se sienten continuamente estresados en el contexto laboral, es importante que se tomen medidas para responder a esta situación. Hay muchas estrategias que los jefes y gerentes pueden tomar para ayudar a reducir los niveles de estrés dentro del equipo.

Pregúntate si tu organización está haciendo todo lo posible para establecer cargas de trabajo realistas y horarios de trabajo racionales. El estrés laboral frecuentemente tiene que ver con el equilibrio entre la vida laboral y la vida privada de los empleados. Son humanos y tienen una vida fuera del espacio de trabajo que también requiere su atención durante la semana; a la vez, necesitan descansar durante el fin de semana.

El estrés laboral se puede convertir en un problema endémico que tiene un impacto negativo sobre la salud y el negocio a largo plazo.

¿Están estresados tus empleados?

Puedes pensar que todo va bien con tu equipo y que la carga de trabajo podría incluso ser más pesada, pero siempre vale la pena tomar algún tiempo para analizar la situación e intentar ver si hay indicios de estrés laboral. Como jefe o gerente, es importante que revises los niveles de estrés en tu equipo de manera regular. Pregúntate:

  1. ¿Tus empleados se saltan el almuerzo para hacer su trabajo?

Algunos empleados permanecen pegados a la mesa de trabajo y se saltan las pausas para dar la impresión que están muy dedicados a sus tareas laborales. Sin embargo, esta práctica es poco saludable si el empleado en cuestión no está tomando el tiempo para comer un almuerzo saludable y equilibrado, capaz de dejarle con energía para seguir trabajando el resto del día. También es problemático que no utilice el tiempo para dar un paseo o haga algo para aumentar sus niveles de actividad. Analiza si tus empleados se saltan las pausas porque tienen demasiado trabajo.

  1. ¿Tus empleados se llevan el trabajo a casa?

El hogar debe ser un lugar donde los empleados puedan descansar y relajarse una vez concluido el horario laboral, un sitio donde pueden desconectar. Si siguen trabajando a largas horas de la noche o durante los fines de semana, no conseguirán el descanso que sus cuerpos y mentes necesitan. Esto también puede estar robándoles tiempo que normalmente dedicarían a sus familias, amigos y otras relaciones, las cuales son importantes mantener para asegurar su bienestar.

  1. ¿El trabajo entregado está poco cuidado?

¿Recibes informes incompletos, sin revisar, o simplemente por debajo de los estándares de la empresa? Los empleados estresados sienten que siempre hay más trabajo por hacer, y por eso a veces corren para terminar tareas, con resultados muy por debajo de lo aceptable.

  1. ¿Parecen demasiado sensibles, nerviosos o irritables?

Si un empleado comienza a comportarse de una manera poco característica, reaccionando de manera antipática cuando cuestiona el informe que presentó, o llorando repentinamente por asuntos triviales, podría ser una señal de que está teniendo problemas para hacer frente a las presiones en el trabajo.

  1. ¿Se nota alguna caída en el nivel de atención en las reuniones?

¿Notas que los miembros del equipo saltan de un proyecto a otro? Si sienten que tienen demasiadas tareas, tus empleados pueden sentirse exhaustos, y esa mayor carga sobre el cerebro puede hacer que tu equipo se pierda y sea poco productivo.

p62319800f

¿Cuáles son algunas de las causas más comunes del estrés laboral?

Como jefe, es importante que entiendas cuáles son los precursores comunes del estrés laboral. Al comprender lo que puede crear estrés dentro de tu equipo de trabajo, no sólo podrás realizar una mejor evaluación de la gestión de los riesgos de esa tensión, sino que también es probable que puedas lidiar mejor con esta amenaza, siendo así un líder más comprensivo.

La siguiente lista detalla posibles escenarios que podrían causar estrés en el lugar de trabajo:

  • La cultura del ámbito laboral o falta de la misma
  • Trauma emocional
  • Mala o inexistente gestión de cambios
  • Malas prácticas de gestión empresarial
  • Las demandas de los clientes
  • El ambiente de trabajo
  • Las relaciones con los empleados
  • La falta de recursos
  • Las habilidades del equipo o de empleados
  • Conflicto de roles
  • Mala ergonomía

¿Cómo puedes ayudar a reducir el estrés en el ámbito laboral?

Es inevitable que las personas experimenten estrés de vez en cuando. Las siguientes estrategias pueden ayudar a que tu organización esté mejor preparada para manejar estas tensiones inevitables, minimizando el impacto negativo.

Preparándose para reducir el impacto del estrés

  • Aportar formación en primeros auxilios y bienestar específicamente orientados a la salud mental, tanto para los gerentes como para los empleados relevantes, para que todos puedan tener una mayor comprensión de los problemas de salud mental. En particular, mejorar y educar sobre las diferencias entre los niveles saludables y no saludables de estrés, así como la forma de detectar indicios de estrés laboral. Asegúrate de proporcionar información sobre dónde pueden buscar ayuda para los problemas de salud mental, si ocurren y cuando suceden.
  • Fomentar una cultura de comunicación abierta sobre salud mental y bienestar para que los empleados sepan que está bien hablar sobre el estrés laboral. Insiste en que pedir ayuda no es una señal de debilidad.
  • Aumentar la flexibilidad en sus procesos de trabajo. Horarios flexibles, semanas de trabajo intensivas, trabajo compartido y teletrabajo pueden ser medidas eficaces para ayudar a los empleados a equilibrar las demandas laborales y puede hacer que sean más productivos y capaces de manejar el estrés de mejor manera en el ámbito laboral.
  • Sé claro acerca de las políticas de comunicación en el ámbito laboral: evita enviar correos electrónicos o llamar a los empleados una vez concluido el horario laboral. Si envías un correo electrónico, deja claro que no esperas que responda de inmediato, ya que esto puede provocar estrés. Y si es absolutamente necesario llamar fuera del horario laboral, intenta restringir las llamadas a emergencias siempre que sea posible y trata de no molestar a la gente durante sus horas habituales de descanso.
  • Revisa tu papel como gerente y reflexiona sobre cómo lideras a tu equipo. ¿Siempre estás aplicando plazos ajustados? ¿Te muestras decepcionado con los errores más insignificantes? ¿Estás asignando trabajo a las personas adecuadas, de acuerdo a sus capacidades? ¡Podrías ser uno de los mayores factores de estrés en el trabajo sin darte cuenta!

Controlar los efectos del estrés

  • Fomentar el uso de permisos “personales” cuando sea necesario, dejando claro que los derechos de ausencia laboral pueden incluir citas con médicos o terapeutas. La flexibilidad “personal” también puede permitir que los empleados pidan ausentarse durante pequeños periodos de tiempo sin tener que tomarse todo el día libre.
  • Proporciona espacio donde los empleados puedan descansar. Los cuartos para poder echar pequeñas siestas son habituales en algunas de las empresas más populares del mundo, como Google y Uber, mientras que otras empresas tienen salas de bienestar donde sus empleados pueden desconectar un rato. Cuando los empleados se encuentran ocupados y trabajando duro el día entero, lo más probable es que necesiten mucho descanso y relajación; si no lo consiguen, pueden sufrir estrés laboral. Permitir que los empleados tomen un respiro en el trabajo –sea a través de una siesta o alguna práctica de meditación– puede ayudarles a recuperar esa energía y reducir los efectos del estrés.
  • Para los trabajadores más activos, un mini gimnasio y / o sala de juegos puede hacer maravillas también. Tanto el ejercicio como el juego contribuyen a liberar hormonas de la felicidad que pueden ayudar a tu equipo a lidiar con situaciones estresantes en el trabajo. Tener la oportunidad de tomar descansos durante unos minutos cada día puede hacer que se sientan más relajados y recargados de energía para trabajar.

Las empresas están obligadas por ley a asegurar que los empleados son capaces de completar sus trabajos en un ambiente de trabajo seguro. Si no lo hacen, no sólo se producirán problemas de salud y un rendimiento empresarial deficiente, sino que también podría tener implicaciones legales.

Por lo tanto, vale la pena empezar a prestar atención a los niveles de estrés del personal y asegurarse de que se están tomando medidas proactivas para mejorar la vida laboral de todos.