Prevención, Salud

Estos son los cambios que notarás al dejar atrás el sobrepeso

Cómo mejora nuestra salud cuando logramos tener un peso normal.

Uno de los propósitos de año nuevo siempre suele ser el de bajar esos kilos de más que muchos llevamos con nosotros desde hace años. Nos lo planteamos año tras año, pero la verdad es que rara vez lo llevamos a cabo: comenzamos siempre con mucha ilusión durante el mes de enero, cuidando nuestra alimentación y haciendo más deporte. Pero según van pasando los meses esa motivación que teníamos se va perdiendo y vamos cayendo en las tentaciones que encontramos por el camino.

Quizás esto se deba a que muchas veces solo pensamos en los beneficios estéticos que nos reportará perder los kilos que sobran, y no en los beneficios de salud (más importantes y mucho más numerosos) de los que disfrutaremos.

peso-saludable

Beneficios de perder peso

  • Menor riesgo de sufrir enfermedades asociadas al sobrepeso y obesidad, como por ejemplo, la diabetes: el 80% de las personas que sufren diabetes en nuestro país tienen, además, sobrepeso. La diabetes tipo 2, no insulinodependiente y muy relacionada con nuestro estilo de vida, está muy relacionada con nuestro peso. El sedentarismo y la ingesta excesiva de calorías puede aumentar las posibilidades de padecer esta enfermedad; mientras que un estilo de vida saludable en el que cuidemos nuestra dieta y hagamos ejercicio de forma regular las reduce notablemente.
  • Mejora del descanso nocturno: la falta de descanso y nuestro peso son dos factores interrelacionados y que se retroalimentan. Un mal descanso puede llevarnos a aumentar de peso al descontrolarse los niveles de glucosa en nuestro organismo y, a su vez, sufrir sobrepeso puede provocarnos tener un descanso deficiente por las noches. La apnea del sueño (interrupción del sueño debido a la falta de respiración) es una de las patologías más frecuentes, sobre todo en personas con sobrepeso. Al perder esos kilos que nos sobran, se despejan las vías aéreas, de modo que nuestro descanso mejorará.
  • Menor riesgo de sufrir artritis: la osteoartritis es el tipo de artritis más común, y se caracteriza por el desgaste del cartílago que recubre las terminaciones de los huesos y hace que las articulaciones funcionen correctamente y sin dolor. El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo muy evidentes a la hora de sufrir esta enfermedad: simplemente pensemos que cuanto más peso estemos cargando en las articulaciones, mayor será el riesgo de desgaste del cartílago.

sobrepeso

  • Mejora de la movilidad: el sobrepeso, además, puede llevarnos a perder movilidad en nuestro día a día. Esto es especialmente preocupante en personas mayores, que debido a esto pueden sufrir un aislamiento que no les es beneficioso. El sobrepeso y la obesidad pueden causar desgaste de los ligamentos y desviaciones en la columna debido a ese “peso extra” que llevamos con nosotros, haciendo que nuestra movilidad sea limitada y causando a su vez problemas sociales.
  • Menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares: las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, y dejando atrás el sobrepeso podemos reducir las posibilidades de sufrirlas. La hipertensión e incluso la insuficiencia cardíaca son patologías que se encuentran relacionadas con el sobrepeso y con la obesidad y que podemos prevenir bajando de peso de manera saludable.
  • Menor riesgo de sufrir distintos tipos de cáncer: en el caso de los tumores del tubo digestivo, uno de los factores que influyen en el aumento del riesgo de sufrirlos es el reflujo gastro-esofágico, con mayor prevalencia en las personas con sobrepeso u obesidad. Mantenernos en un peso saludable también ha demostrado reducir las posibilidades de sufrir otros tipos de cáncer, como el de mama, el de páncreas o el de riñón.
  • Mejora de la autoestima y menor riesgo de sufrir depresión: tanto la aceptación de uno mismo como la aceptación social son dos factores que influyen en nuestra autoestima, sobre todo a edades tempranas. Muchas veces esta falta de aceptación puede desembocar en problemas psicológicos como la depresión y el aislamiento, junto con otras enfermedades asociadas, como pueden ser los trastornos de la alimentación. El sobrepeso y la obesidad son enfermedades multifactoriales que deben abordarse también desde el punto de vista psiquiátrico y psicológico.

Los beneficios a la hora de mantenernos en un peso estable y adecuado para nuestra constitución son muy numerosos, van mucho más allá de una talla de ropa y pueden actuar como motivación a la hora de ayudarnos a perder peso con unos hábitos saludables, ejercicio físico e incluso con una dieta proteinada y otros métodos que pueden ofrecernos los profesionales de la salud.