Bienestar, Salud Dental

¿Es verdad que con la ortodoncia invisible puedes adelgazar?

Se recomienda utilizar durante 22 horas al día y no se puede comer cuando la llevas puesta.

Los que antes de optar por la ortodoncia invisible decidimos buscar opiniones al respecto en internet nos encontramos con un dato algo sorprendente: mucha gente asevera que utilizando Invisalign llegas a adelgazar. De hecho, hay quien lo llama “método Invisalign para perder peso”.

Qué es la ortodoncia Invisalign

La ortodoncia invisible, comercialmente conocida como Invisalign, es un sistema basado en un conjunto de alineadores que se van cambiando cada cierto tiempo para ir ajustando la dentadura, con cada cambio, al resultado esperado.

Al ser un tipo ortodoncia que no es fija, y que cubre la dentadura completamente, quienes la usamos nos la tenemos que quitar para comer por tres razones básicas: para no estropear los alineadores, por higiene y porque es realmente molesto masticar con ellos puestos.

Esto hace que haya momentos del día en que no la llevemos, y en consecuencia que se pueda perder algo de efectividad. Por eso se recomienda que la ortodoncia invisible se utilice durante 22 horas al día, y que algunas personas lo consideren una medida para comer menos y, en consecuencia, adelgazar.

Cómo hay que comer

Aunque en un primer momento asusta un poco pensar que vas a pasar hambre, poco a poco te vas acostumbrando a saltarte algunos momentos en los que cogerías algo y te lo llevarías a la boca sin pensar si es o no un buen momento.

Dicho de otro modo: lo bueno o positivo de llevar la ortodoncia invisible es que no caes en tentaciones a deshoras. Ese bombón que alguien te ofrece porque se los han regalado, el bizcocho que ha traído una compañera de trabajo para celebrar su cumpleaños -cuando hace escasos momentos que te has lavado los dientes y colocado los alineadores-, y las galletas que llevas encima no sabes ni por qué, serán difícilmente consumidas entre horas.

Pero esto no quiere decir que no lo vayas a comer, porque son muchos los que se lo guardan “para después, cuando me quite los alineadores”.

En realidad, por más que mucha gente diga que puedes adelgazar, si en el rato que te sientas a comer aprovechas para saciar todo el hambre que tenías (y un poco más porque llevas muchas horas sin comer), puede ser que no solo no pierdas peso, sino que incluso ganes un poco.

Por eso vale la pena planificar un poco el día a día, las comidas, y considerar el beneficio de comer al menos 5 veces al día, como se recomienda a cualquier persona.

El cepillado de dientes cuando utilizas Invisalign

Invisalign y adelgazar

Para ello, para poder hacer el desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, debes llevar contigo un cepillo de dientes y un poco de pasta, así como una de las cajas en que guardar los alineadores. Yo me he hecho con un pequeño estuche en el que llevo las tres cosas, y si sé que tendré dificultades, añado una pequeña botella de agua.

Si estás en casa no hay ningún problema en hacer las cinco comidas diarias, que consisten en comer poca cantidad en varias ocasiones, de manera que nunca tengamos un hambre tal, que lleguemos a comer más de la cuenta, o que busquemos saciarla con alimentos más calóricos de lo recomendable.

En caso de estar fuera de casa, entonces hay que echar mano del “kit de higiene dental”. Si hay un lavabo cerca que podamos utilizar podremos lavarnos los dientes normalmente, cepillar un poco los alineadores, aclararlos con agua y ponérnoslos.

Si no hay esa posibilidad, si no tenemos ese lavabo, podemos hacer tres cosas:

  • Esperar a llegar a casa: “Ya estoy cerca; enseguida llego y allí ya lo haré todo”.
  • Lavarse los dientes en la calle: para eso es la botella de agua… queda raro si te ve alguien, la verdad, pero lo he hecho en más de una ocasión.
  • Enjuagarte con agua: hacer uso de la botella para, simplemente, hacer algún enjuague que nos permita eliminar algunos restos de comida, lavar un poco las férulas, y ponérnoslas hasta llegar a casa o a un lavabo donde lavarnos bien los dientes y los alineadores.

Entonces, ¿no se adelgaza utilizando la ortodoncia invisible?

No necesariamente. En mi caso, como voy siempre con el cepillo encima, como más o menos igual que como lo hacía antes. Sí es verdad que pico menos entre horas de aquello que no debería, pero también es verdad que cuando me quito los moldes caigo igualmente en algunas de esas tentaciones, y así lo que ganas por un lado, lo pierdes por el otro.

En el caso de personas que no consideren higiénico el no tener dónde lavarse los dientes adecuadamente, y prefieran por lo tanto no comer para no incumplir la regla de las 22 horas con los alineadores, pues sí es posible que pierdan algo de peso, si luego al sentarse a comer siguen una dieta saludable.

Pero en este caso, si hay pérdida de peso, será como consecuencia de esto que comento, por elección personal, más que por imposibilidad de comer a lo largo del día.

Así que si tenías pensado utilizar la ortodoncia invisible no lo dudes, es un sistema estupendo, higiénico y cómodo con el que yo, personalmente, estoy muy contento. Ahora bien, si lo haces porque consideras que, además de modificar la posición de los dientes, adelgazarás, piénsatelo dos veces, porque es posible que no suceda.