Salud Dental

Ventajas e inconvenientes de utilizar la ortodoncia removible

¿Quieres saber qué tipo de aparatología dental es mejor para ti? Te contamos todos los pros y contras de la ortodoncia removible para que puedas decidir.

La aparatología de ortodoncia dental nos ayuda a conseguir una correcta alineación de los dientes, ya sea por motivos estéticos como de salud bucal. Actualmente existen varias opciones disponibles en ortodoncia removible y fija, y aunque su aspecto las hace fácilmente diferenciables, hay otras muchas características como materiales, precio o técnicas que nos permiten elegir la alternativa más adecuada para nosotros.

Si estás pensando en decantarte por la ortodoncia removible, para ti o alguno de tus hijos, te interesará conocer sus ventajas e inconvenientes. Te los detallamos todos a continuación.

Ortodoncia removible, ¿a qué nos referimos?

La palabra removible ya nos avisa que es un tipo de aparatología que nos da libertad para quitárnosla y ponérnosla cuando queramos, pero cuando hablamos de esta ortodoncia podemos hacer referencia a dos tipos de ortodoncia invisible, la ortodoncia infantil: aparatos removibles y la invisible o sin brackets.

La ortodoncia infantil se usa especialmente en niños entre 7-8 años, que deben llevarla todas las noches y entre cuatro o seis horas durante el día. Estos aparatos están fabricados en materiales acrílicos y se fijan a los molares y/o premolares mediante ganchos.

La ortodoncia invisible consiste en unas férulas fabricadas en materiales de aspecto similar al plástico transparente, que las hace prácticamente imperceptibles a la vista. Para adecuarlas al paciente se escanea su dentadura y mediante un sistema informático en 3D se diseña una férula para el arco superior y otra para el inferior, a la vez que se realiza una simulación de los cambios que se irán produciendo en la corrección de los dientes de forma semanal. Así el paciente cada semana o quince días va cambiando de férulas para que la posición de los dientes se vaya modificando.

Ortodoncia invisble

Las cuatro razones por las que preferirás utilizar una ortodoncia removible

1- Se puede retirar para cepillarnos los dientes, lo que hace mucho más fácil, profunda y completa nuestra rutina de higiene oral.

2- Nos la podemos quitar de forma puntual para practicar deporte, algún evento especial, una sesión de fotos etc.

3- Nos permite comer sin ortodoncia. La aparatología fija requiere adaptarnos a una alimentación compuesta por alimentos fácilmente masticables, y a veces cuesta acostumbrarse. Con la removible nos saltamos este paso simplemente quitándonosla a la hora de la comida.

4- Como ya hemos comentado, en los casos de la ortodoncia sin brackets, resulta casi invisible para el resto de personas.

Aspectos a valorar en comparación con la ortodoncia fija

Como hemos visto, la ortodoncia removible tiene muchas ventajas si la comparamos con la aparatología fija encontraremos algunos aspectos en los que esta resulta más conveniente y que también hay que tener en cuenta al elegir.

Poder quitarnos la ortodoncia siempre que queramos es muy cómodo y práctico en situaciones determinadas, pero a la vez puede hacer que los tratamientos se alarguen si no tenemos suficiente disciplina y cumplimos estrictamente los horarios establecidos por el especialista. Este es un punto importante, sobre todo en el caso de los niños, ya que la ortodoncia removible requiere una mayor responsabilidad por parte del paciente.

Por otra parte con la ortodoncia fija corremos menos riesgos de roturas o incluso extravíos, y también tenemos opciones poco visibles gracias a los brackets estéticos, fabricados con materiales como el plástico, la cerámica o el zafiro. Además, ¡los famosos los han puesto de moda!, así que una ortodoncia fija puede ser otra manera más de estar a la última, algo que no tenemos con la removible.

Algunos tratamientos solo pueden realizarse con ortodoncia fija, por lo que en estos casos no dependerá de nuestra elección sino de lo que nos indique el dentista. En cualquier caso, ante las dudas, siempre es mejor confirmar con él qué ortodoncia es la que más nos conviene, teniendo en cuenta los pros y contras que acabamos de describir.