Salud, Salud Dental

Los peligros de los blanqueamientos dentales caseros

En Internet se pueden encontrar centenares de recetas fáciles de elaborar en casa con el fin de mejorar el tono de los dientes, ¿son tan inofensivas como apuntan? Veamos cuál es el mejor remedio para blanquear los dientes.

Decía Charles Chaplin que un día sin sonreír es un día perdido y no le faltaba razón. Sonreír es un gesto que realizamos habitualmente en diversas circunstancias. Esto convierte a los dientes es unas de las zonas que más preocupa a muchas personas y no es de extrañar.

Hay quien puede llevar una buena higiene dental cepillándose los dientes a diario hasta dos y tres veces al día. Aun haciendo todo esto, una persona puede ver cómo sus dientes van perdiendo color a medida de que pasa el tiempo. Consumir determinados alimentos o tener hábitos insanos como fumar suelen ser los culpables de no lucir una sonrisa reluciente.

A partir de ese momento, muchas personas recurren a métodos nada recomendables con el fin de mejorar la sonrisa, uno de ellos son los llamados blanqueamientos dentales caseros.

¿Por qué es desaconsejable el blanqueamiento dental casero?

consecuencias-blanqueamiento-dental-casero

Basta una breve búsqueda en Internet para darse cuenta de que hay un sin fin de remedios caseros para mejorar el tono de los dientes. Lo más grave es que la mayoría de ellos se anuncian como recetas inofensivas y baratas, algo que otorga motivos de sobra a cualquiera que se anime a probar estas recetas.

Llevando a cabo estos remedios no solo estaremos perdiendo el tiempo y el dinero, también podríamos desgastar o perder el único tejido del cuerpo humano que no se reproduce: el esmalte dental, que es la capa más superficial del diente y es la que vemos visible cuando sonreímos. Es importante cuidar el esmalte de los dientes porque de lo contrario, el paciente tendría que recurrir a técnicas odontológicas como las carillas dentales o coronas de recubrimiento total. Un buen ejemplo de que lo barato puede salir muy caro.

Hay ingredientes que se repiten en la mayoría de las recetas de blanqueamiento dental casero como el bicabonato de soda, el limón o el agua oxigenada. Es un mito que alguno de estos productos funcione como un blanqueador dental, y lo peor de todo es que frotarse los dientes con alguno de ellos puede llegar a abrasar el esmalte o generar problemas de sensibilidad dental a largo plazo.

También hay páginas webs y blogs que apuntan al consumo de frutas como las fresas; de verduras como la zanahoria; o incluso de las cáscaras del plátano como remedios para que los dientes parezcan más blancos. Nada de esto está demostrado, y lo único que puede hacer es que comas más alimentos de este tipo, algo que solo repercutiría de manera positiva en tu tu dieta.

¿Qué es lo recomendable para blanquear los dientes?

blanquear dientes en clinica dental

El blanqueamiento de los dientes es un tratamiento dental serio. Requiere de la valoración de un dentista, que dependiendo de cada caso aplicará un tipo de blanqueamiento u otro. Cada paciente y  cada diente se trata de manera individualizada, pues es posible encontrarse con unos dientes más oscuros que otros.

El profesional en odontología también evalúa el tipo de esmalte que tiene el paciente y su estilo de vida. Y es que la dieta que lleva es una cuestión a tener en cuenta a la hora de saber cuánto se va a mantener el tratamiento a lo largo del tiempo.

Además de una estricta higiene dental, evitar el consumo de café, cambiar el té negro por el té blanco o el té verde, así como evitar comidas con potentes colorantes son algunas de las claves para que los dientes se mantengan blancos y sin manchas.

Ponerse en manos de profesionales es el mejor remedio para blanquear los dientes o para cualquier tipo de tratamiento que se quiera hacer en la boca. Al fin y al cabo, no solo es una cuestión de salud y de no jugársela con cualquier receta que se encuentra por Internet. Poner la sonrisa a punto favorece la confianza en uno mismo a la hora de relacionarnos con otras personas, es por ello por lo que la parte estética también tiene mucho peso.