Salud Dental

¿Qué son los implantes dentales cigomáticos?

Los implantes cigomáticos son un tipo de implante dental que se coloca cuando se ha producido una gran pérdida de estructura ósea y no es posible su regeneración.

Una pérdida de estructura ósea puede ocurrir cuando una persona ha estado sin dientes durante bastante tiempo y, por tanto, no ha habido estimulación y el hueso se ha reabsorbido. En estos casos, para poder rehabilitar la dentición, es necesario valorar el uso de implantes cigomáticos. En este artículo, vamos a descubrirte qué son los implantes dentales cigomáticos para que conozcas más profundamente esta técnica de odontología.

Los implantes dentales cigomáticos: definición y características

Cuando la boca de un paciente ha experimentado una extensa pérdida de hueso, es cuando se valora la colocación de implantes dentales cigomáticos. La pérdida avanzada de hueso se puede dar en personas que han vivido estas situaciones:

  • Enfermedad periodontal
  • Uso de dentaduras postizas
  • La edad también es un factor importante y puede hacer que el hueso se vaya reabsorbiendo

Normalmente, el dentista se encargará de valorar si puede someterse a injertos o elevaciones de seno maxilar pero, si no es el caso, se optará por la colocación de implantes dentales cigomáticos.

Características principales de estos implantes

La diferencia esencial que existe entre los implantes dentales cigomáticos y los más comunes es que los primeros se colocan a través de la cavidad bucal, pero se anclan en el hueso cigomático.

Esto hace que los implantes sean de mayor longitud que los más conocidos y es que suelen llegar a medir de 35 a 55 mm (mientras que los más comunes miden, como máximo, 18 mm).

implantes dentales

¿Cuándo se debe optar por implantes dentales cigomáticos?

No se trata de una técnica muy común porque es un tratamiento complejo y puede ser un tanto invasivo. Estos implantes se suelen recomendar cuando se tiene que rehabilitar la arcada de un paciente que experimenta una gran pérdida ósea en el maxilar.

Siempre deberemos seguir la prescripción del profesional de la salud para saber qué tratamiento es el más adecuado para nosotros. Aunque no sea un tratamiento muy habitual, lo cierto es que el hueso donde se colocan los implantes es óptimo para permitir la osteointegración de los implantes. Por tanto, tiene una gran tasa de éxito a largo plazo.

La colocación de los implantes cigomáticos

Para poder colocar estos implantes, deberás acudir a la consulta de un profesional para que se realicen las pruebas necesarias para la planificación personalizada de la cirugía. Se trata de una intervención que se realiza con anestesia local, y dependiendo de las necesidades de cada paciente, se puede hacer con sedación consciente también.

Este tipo de implante permite que se coloque la prótesis de inmediato y, por tanto, el paciente podrá disfrutar de su nueva dentadura fija el mismo día de la intervención.

Sin embargo, es común que el especialista fije una prótesis provisional hasta que la encía y los tejidos del hueso hayan cicatrizado.

Indicaciones sobre los implantes dentales cigomáticos

Este tipo de implante tiene que estar prescrito por un especialista, ya que se trata de un tratamiento que está indicado únicamente en el caso en el que haya una gran falta de hueso en el maxilar superior.

Primero el profesional deberá valorar si existe alguna otra posibilidad antes de la colocación de estos implantes: como por ejemplo el injerto óseo o la elevación de seno maxilar. En el caso de que no sea así, es cuando se puede optar por este tipo de implante.

Se trata de una operación un tanto compleja pero que, sin embargo, ofrece resultados de gran éxito y de una forma muy rápida.