Salud Dental

La mordida: cómo masticamos

Una oclusión dental defectuosa, provocada por una inadecuada alineación de los dientes va a provocar un problema en el ajuste de los dientes superiores con los inferiores.

Los dientes superiores deben colocarse ligeramente sobre los inferiores de tal forma que las puntas de los molares encajen en los surcos de los molares opuestos.

Causas de una mordida incorrecta

Este es un problema generalmente hereditario provocado por una diferencia en el tamaño de los maxilares superior respecto al inferior, o entre el tamaño del maxilar y el diente. Pero también puede ser causa de este problema un defecto congénito en la forma del paladar, tal como el paladar hendido. Otras causas podrían ser ciertos malos hábitos de la infancia como chuparse el dedo, usar biberón o chupete durante mucho tiempo más allá de los tres años, que existan dientes extras impactados o formados de forma anormal, tumores etc.

Tipos de mala oclusión dental

Se clasifican en tres categorías, la tipo 1, que es la más común, donde la mordida es normal, pero los dientes superiores se superponen ligeramente sobre los inferiores. La tipo 2, también llamada retrognatismo o sobremordida, se presenta cuando el maxilar y los dientes superiores se superponen de manera considerable al maxilar y dientes inferiores. Por último, la oclusión dental defectuosa tipo 3, llamada prognatismo o submordida, se presenta cuando la mandíbula inferior sobresale o se proyecta hacia adelante, lo que hace que el maxilar y los dientes inferiores se superpongan al maxilar y dientes superiores.

Síntomas

Se podrá observar dificultad o molestias a la hora de masticar o morder y es frecuente el respirar por la boca sin cerrar los labios. Si se padece este problema la limpieza de los dientes será más difícil por lo que el riesgo de padecer caries y enfermedades periodontales es mayor. Además habrá una importante tensión sobre los dientes, la mandíbula y los músculos de la boca, lo que incrementa el riesgo de que se pueda romper algún diente o trastornos en la articulación temporo-mandibular. También es muy importante para una buena digestión poder masticar bien los alimentos y, para ello, se requiere de una correcta oclusión.

Cómo saber si es un problema de mordida incorrecta

Es el odontólogo el que diagnostica este problema y lo remitirá al ortodontista para el diagnóstico y tratamiento que en muchas ocasiones deberá valerse de pruebas como la radiología para un diagnóstico correcto.

Tratamiento

Muy pocas personas presentan una alineación perfecta de los dientes. Sin embargo, la mayoría de los problemas son menores y no requieren tratamiento. Los problemas con la alineación de los dientes son más fáciles, más rápidos y menos costosos de tratar cuando se corrigen a tiempo, por ello el tratamiento funciona mejor en niños y adolescentes, pues el hueso es todavía blando y los dientes se desplazan más fácilmente. El tratamiento puede durar normalmente de 6 meses a 2 o más años, dependiendo del grado de maloclusión. El tiempo depende de cuánta corrección se necesite y del momento del diagnóstico; por ello, aunque el tratamiento ortodóncico en adultos es, por lo general, efectivo, puede requerir de un tiempo más prolongado de los correctores dentales. En algunas ocasiones, las menos, se necesita de la extracción de alguna pieza dental o, incluso, la cirugía.

Lo recomendable es acudir al dentista con nuestros hijos, cuanto antes mejor, que será el que descarte cualquier patología dental, pues muchas veces aunque visualmente los dientes puedan parecer que están rectos pueden estar escondiendo un problema de mordida.