Salud Dental

Implantes dentales en un solo día

La odontología moderna se ha esforzado en crear una solución efectiva y cómoda para rehabilitar tantas piezas como sea necesario y posible en una única intervención.

Los implantes dentales constituyen la solución más eficaz para rehabilitar nuestras piezas dentales perdidas o deterioradas. Los implantes dentales son más cómodos y funcionan mejor que otras soluciones o incluso otras prótesis, tanto fijas como removibles: el hecho de imitar las fuerzas realizadas por el diente natural evita cambios en los huesos y los músculos que usamos para masticar. Es decir, que los implantes no influirán en las funciones anatómicas de nuestra boca.

Por si fuera poco, manteniendo unos controles rutinarios en la clínica dental y una higiene correcta, los implantes dentales pueden durar mucho tiempo, incluso toda la vida.

Ahora bien, a pesar de los beneficios, muchos pacientes prefieren pasar por este proceso de la forma más rápida posible. Por esa razón, han aparecido los llamados implantes dentales de carga inmediata.

banner-financiacion-dental3

Implantes de carga inmediata

Los implantes dentales de carga inmediata son un procedimiento que, de principio a fin, se realiza en un solo día, es decir, en una única visita al especialista. Este tipo de implante no solo es más rápido, sino que también permite evitar los pasos intermedios típicos asociados a los implantes de carga no inmediata, como por ejemplo el uso de prótesis removibles entre los diferentes procesos.

Vamos, que cuando se hace de este modo los pacientes acuden por la mañana y por la tarde o al día siguiente ya pueden salir con los implantes y sus prótesis colocados. Generalmente la prótesis se coloca a las 24-48h tras la cirugía de implantes. Esta prótesis es una prótesis provisional atornillada a los implantes recién colocados, ya que la definitiva se colocará terminado todo el proceso de osteointegración.

Con todo, para poder acceder a esta clase de implantes hay que reunir una serie de requisitos. El más importante de ellos es no presentar antecedentes de patologías sistémicas que puedan suponer una complicación para el tratamiento. También es conveniente que nuestra boca tenga una mordida correcta, es decir, una oclusión estable. Finalmente, debemos mantener una correcta higiene bucal, y se desaconseja su uso en los pacientes fumadores.

Procedimiento para los implantes de un solo día

La clave del implante de carga inmediata reside en la llamada osteointegración dinámica, que consiste en que la integración del implante de titanio al hueso, se realiza con la prótesis ya colocada. La osteointegración no es más que el proceso natural del propio organismo para aceptar los implantes dentales colocados en la estructura ósea.

De esta forma, todo se realiza en una única intervención y se puede lograr el mismo día que el paciente recupere todas las funciones de su diente. Este procedimiento inmediato también permite que muchas personas muestren satisfacción ante la no exigencia de llevar prótesis removibles (de quita y pon) durante este proceso de osteointegración, lo que, a veces, propicia que se abandone el tratamiento.

Además, a nivel estético resulta una gran ventaja, pues no pasaremos ni un solo día sin la pieza dental. Por esa razón, esta clase de implantes están particularmente recomendados en los casos de enfermedad periodontal o que han tenido que ser exodonciados por parte del dentista.

En conclusión, éstas son las principales ventajas del implante de carga inmediata:

  1. El procedimiento es sencillo, y se pueden colocar los implantes necesarios para arcada completa (6 a 8 implantes dentales).
  2. Osteointegración dinámica: la integración del implante de titanio se realiza con la prótesis ya colocada. Las prótesis quedan fijadas perfectamente y no tienen ningún riesgo de caerse con el paso del tiempo por una mala fijación, ya que es casi como si la prótesis tuviera su propia raíz.
  3. No es necesario llevar dentaduras removibles durante la osteointegración, lo que evita problemas y el posible abandono del tratamiento.
  4. Si hay que reponer más de un diente, esta clase de procedimiento es el más apropiado por su rapidez y facilidad.
  5. Disminución del estrés y del miedo al dentista, porque el procedimiento no tiene distintas fases y se prolonga durante días, lo que también puede favorecer posibles complicaciones.
  6. Estéticamente no supone ningún menoscabo, porque podemos cubrir de inmediato el hueco dejado por la falta de una pieza dental. Además, tampoco habrá menoscabo desde el punto de vista fonético o funcional.