Salud Dental

Colutorio bucal, ¿para qué problemas dentales es recomendable?

Sensibilidad dental, combatir la halitosis, prevenir las caries... ¿cuándo es aconsejable utilizar un colutorio bucal? Te indicamos cuándo es recomendable utilizar este producto, pero recuerda, el uso del colutorio nunca debe sustituir el cepillado de los dientes.

Numerosos pacientes padecen este tipo de trastorno, quizá aún más en la época de calor por la tendencia a tomar alimentos o bebidas frías. Las causas pueden ser variadas como el cepillado incorrecto, dientes astillados o quebrados… Para estos casos, existen colutorios que ayudan a fortalecer la dentadura, como son colutorios ricos en fluoruro de sodio y/o con nitrato potásico. Todos los colutorios se usarán siempre después del cepillado, ya que complementan a este.

Para combatir la halitosis

Si tienes mal aliento, lo más importante es conocer la causa. Aunque lo más normal es que se trate del resultado de la putrefacción de bacterias por quedar en la boca restos de comida, no está de más consultar con un dentista profesional.

En estos casos, aunque los colutorios no son contraproducentes, es importante tener en cuenta que intensificar el cepillado y/o cepillar los dientes después de cada comida, suelen ser medidas más efectivas.

Para prevenir las caries

Aquí los colutorios si resultan efectivos. En especial, puesto que lo que se busca es el refuerzo del esmalte dental, un colutorio fundamentalmente de fluoruro sódico, ayudará a controlar las bacterias y a evitar que se produzcan nuevas caries.

beneficios colutorio

Tras los implantes dentales

Una vez pasen 24 horas tras la cirugía de implantes, conviene cepillarse la zona con un cepillo suave quirúrgico y usar colutorios específicos. Son recomendables los enjuagues bucales para prevenir infecciones. En principio, conviene usar un colutorio a base de clorhexidina. Posteriormente, puede sustituirse por otro colutorio, pero será siempre el dentista quién nos recomiende cuál de todos los que hay en el mercado.

Para la sequedad bucal o xerostomía

Si se padece una tendencia a la sequedad bucal, y por tanto, una reducción de la saliva, se está más expuesto a posibles infecciones bacterianas, ya que la saliva no cumple adecuadamente su cometido.

Por ello, el uso de un colutorio que, además de refrescar la boca, actúe como medida preventiva, resulta recomendable. Preferentemente ricos en sales minerales, vitamina E y flúor. También son adecuados aquellos que contengan triclosan.

Para la gingivitis, periodontitis…

Para los trastornos de las encías, suelen recomendarse colutorios suaves, sin alcohol. Por ejemplo con povidona iodada, fenoles o aceites esenciales. Los colutorios con sales metálicas también están indicados para estos casos, si bien dichas sales tienen una cierta toxicidad.

En el caso de la periodontitis, puede usarse también clorhexidina, un antiséptico de amplio espectro eficaz contra la placa bacteriana.

Para las ortodoncias

Si usas aparato, resulta necesario porque el cepillo no es suficiente y puede haber una tendencia a la gingivitis. En las farmacias, encontrarás colutorios específicos para pacientes que llevan ortodoncia.

Para las llagas o aftas

En este caso, un colutorio que reduzca la cantidad de bacterias es recomendable, aunque resulte molesto en el momento de usarlo. Otra posibilidad que ayuda a curar las llagas o aftas es enjuagarse la boca con una solución casera de agua con sal (un vaso de agua y una cucharada de sal de mesa), aunque escocerá al aplicarlo.

Para las prótesis dentales

En estos casos, un colutorio sin alcohol puede ser recomendable para fortalecer las encías y evitar heridas por roces con las prótesis.

Para preparar la cirugía periodontal

Por su acción antibacteriana, además de antifúngica y antiséptica, se recomiendan colutorios con hexetidina o clorhexidina, al menos desde un par de semanas antes de la intervención.

Para lesiones en la mucosa oral

Se recomienda el uso de un colutorio con clorhexidina, pues tiene una doble acción antiplaca y bacteriana.

En definitiva, usar colutorios bucales para enjuagarse, elimina restos de comida a los que no llega el cepillo, por lo que puede prevenir halitosis, refrescando el aliento, y caries, frenando la acción bacteriana. Pero hay que estar atento a cada caso concreto, si dudas cuál utilizar, mejor consulta a tu odontólogo.

Además, recuerda que, como todas las cosas, en exceso pueden ser nocivas. También si se usan de forma inadecuada. Por ello, utiliza mejor los colutorios suaves y no de forma continua.