Salud Dental

Carillas dentales, la sonrisa de los famosos

Son claves para una dentadura perfecta porque permiten elegir el color y la forma de los dientes.

La 88ª edición de los Oscar, celebrada a finales de febrero, ofreció uno de los desfiles de sonrisas más perfectas que se pueden ver a lo largo del año. La alfombra roja se llenó de bocas envidiables con dientes blancos, brillantes y totalmente simétricos.

Buena parte de esas sonrisas, además de estar bien cuidadas y en muchos casos haber sido tratadas con ortodoncia previa, esconden un truco estético: las carillas de cerámica. Se trata de unas láminas finas de cerámica que se adhieren a la parte frontal del diente para cubrir alguna alteración en su forma o color, e incluso para tapar la separación que puede haber entre dos piezas. Separación que ocurre frecuentemente entre los dos incisivos centrales superiores, llamada diastema. Se unen fuertemente al diente con un cemento o resina especial, por lo que es imposible retirarlas a no ser que se rompan, lo que es bastante difícil.

Precisamente, la historia de las carillas se inició en el Hollywood de los años 30 del siglo XX, cuando el dentista californiano Charles Pincus ideó las primeras con el adhesivo para las dentaduras postizas, aunque solo duraban lo necesario para los rodajes y las apariciones públicas de las estrellas.

Han pasado décadas desde entonces, las técnicas se han perfeccionado enormemente y siguen siendo uno de los tratamientos de odontología estética más demandados porque permiten conseguir tonalidades de blanco que de otra manera no se lograrían, así como tapar irregularidades y huecos entre los dientes.

Cambios de imagen espectaculares

Las carillas dentales: claves para una sonrisa perfecta.

Quizás, al verlos, piensas que nacieron con la magnífica dentadura que exhiben, pero es muy larga la lista de famosos nacionales e internacionales que han decidido someterse a un tratamiento de carillas para tener una sonrisa envidiable.

El capítulo más extenso es el relativo a las estrellas de Hollywood, entre las que figura Tom Cruise, cuyos dientes estaban mal colocados y con alteraciones de color. El actor se sometió a un tratamiento de ortodoncia convencional con brackets y, para mejorar la forma y el color, se puso carillas. La que fuera su mujer, Nicole Kidman, se realizó un remodelado estético gingival para enseñar menos la encía al sonreír, un tratamiento de ortodoncia para mejorar la inclinación de sus dientes y, finalmente, otro de carillas para aclarar el tono y dejar los dientes más simétricos.

El actor Ben Affleck tenía los dientes pequeños, espaciados y con forma desigual. Recurrió a la cirugia periodontal y a las carillas para transformar su imagen. Su exmujer Jennifer Garner ha cambiado su anatomía dental y labial reduciendo su sonrisa gingival a costa de alargar sus dientes mediante cirugía periodontal, se ha colocado carillas y se ha sometido a un relleno de labios.

Otras celebrities que han dado un aire nuevo a sus dentaduras son el matrimono formado por Catherine Zeta-Jones y Michael DouglasDemi Moore; Nicolas Cage; Cheryl Cole; Miley Cyrus o Zac Efron.

Entre los famosos españoles están David Bustamante y su mujer, Paula Echevarría; Pastora Soler; o Penélope Cruz y su hermana Mónica Cruz. Cabe destacar el impresionante cambio de imagen experimentado por Rosa López, quien ha pasado de tener unos dientes amarillentos y mal colocados a presentar una dentadura perfecta, blanca y radiante, gracias a las carillas.

En el ámbito del fútbol, uno de los casos más evidentes es el de Cristiano Ronaldo, que desde su juventud ha ido arreglando su dentadura y, tras años de ortodoncia, coronas, blanqueamiento y carillas, hoy luce una sonrisa impecable.

Técnicas de blanqueamiento dental

Mejora de la autoestima

En principio, si el tratamiento se ha realizado bien, no deberíamos saber quién se ha colocado o no carillas. Sin embargo, al tratarse de personajes famosos, las fotos que circulan por internet nos muestran claramente su antes y después.

Como vemos, el recurso a las carillas es tan habitual porque posibilitan trabajar puntos clave de lo que se considera la sonrisa 10: permiten elegir el color de los dientes, a la vez que cambiar su tamaño y forma, cubriendo incluso partes de la encía que se muestran demasiado.

Unas sonrisas que, a diferencia de lo que ocurría hace un tiempo, ya no son exclusivas de los famosos y que, al mejorar la apariencia estética de la boca, aumentan la autoestima de la persona. Ponte en manos de un experto e infórmate de los detalles de esta técnica si tú también quieres lucir una sonrisa sana y de cine.