Cultura del Seguro

Seguros de salud en viajes: La importancia de estar protegido contra cualquier imprevisto

Un problema de salud puede arruinarnos las vacaciones pero si ocurre muy lejos del hogar, los problemas se multiplican.

Por todo ello, es fundamental a la hora de organizar un viaje hacerlo con la mejor protección y con toda la información necesaria para poder actuar en caso de necesidad.

Ya sea por vacaciones o por motivos de trabajo, lo cierto es que los desplazamientos fuera de nuestro país son cada vez más frecuentes. En esta tendencia se ve claramente un cambio de hábitos, tanto por motivos económicos como sociales, y estos se han plasmado en viajar más lejos aunque sean estancias más cortas. Con todo ello, los riesgos ante cualquier percance o contratiempo de salud se multiplican. Si nos ocurre en nuestras vacaciones en España, la solución es siempre más sencilla, si sucede fuera, muchas veces no lo tenemos tan claro.

Analiza y estudia las coberturas de tu seguro de salud

Si tenemos un seguro de salud, en la mayoría de los casos, partimos con una cobertura que nos ayudará a solventar los imprevistos más importantes. El punto de arranque en estos casos es saber muy bien qué es lo que cubre nuestro seguro. Como regla general asegurará cualquier urgencia médica que tengamos pero con unos límites, tanto económicos como temporales. Ambos son muy importantes. En el primero, es el importe máximo que pagará sobre el total de los servicios médicos que vayamos a necesitar. Es importante saber este límite y relacionarlo con la realidad del país que vamos a visitar, ya que en muchos de estos, los costes sanitarios pueden ser muy elevados.

Pero también es importante el límite temporal. El seguro de salud ofrece unas prestaciones para nuestro país y las coberturas en el extranjero son complementarias, para viajes ocasionales. Si nuestro desplazamiento es muy largo en el tiempo (generalmente más de 3 meses) deja de ser considerado como ocasional y por tanto obligaría a contratar una póliza en el país donde nos encontremos.

En todo caso, lo que no debemos olvidar es llevar toda la información para poder contactar con la compañía que prestará esta asistencia, normalmente a través de un teléfono, distinto al que usamos cuando estamos dentro de nuestro país (dicho teléfono suele estar en la tarjeta de cliente, así que es muy importante viajar con ella).

La importancia de las coberturas adicionales

Si consideramos esta cobertura insuficiente o no tenemos un seguro de salud, podemos optar por un producto específico para viaje que nos cubra todas las eventualidades.

Es importante analizar tanto las coberturas de salud, que van desde la atención médica de emergencia a otro tipo de gastos como por hospitalización, medicamentos o pruebas diagnósticas, como el resto de coberturas adicionales. Estas normalmente suelen ser la evacuación en caso de emergencia, desplazamiento de familiares al país donde ha ocurrido el accidente o la enfermedad, repatriación en caso de enfermedad, accidente o fallecimiento e incluso otras, que se alejan de los problemas de salud pero que pueden ser de enorme utilidad como la asistencia legal o las coberturas por la pérdida de equipaje o cancelación del viaje.

La gama de seguros y las posibilidades de contratación son enormes. Nos lo puede ofrecer tanto la empresa emisora de la tarjeta de crédito con la que hemos pagado nuestro viaje como más generalmente la agencia de viaje. También podemos contratarlo con nuestra póliza en la compañía de salud. Sea de una forma y otra, lo importante es viajar con la tranquilidad de tener la cobertura más completa.

Andres Gallardo

“La clave de tu futuro está escondida en tu vida diaria”

Antonio Gallardo, experto en seguros y finanzas