Cultura del Seguro

¿En qué debo fijarme antes de contratar un seguro de salud?

Cuáles son los términos y conceptos que debemos conocer a la hora de contratar un seguro de salud.

Si estáis pensando contratar un seguro de salud por primera vez es posible que tengáis muchas dudas al respecto porque el contrato tiene muchas variables que hay que tener en cuenta para saber qué coberturas se tienen, qué gasto va a suponer, qué profesionales os van a atender, etc.

Para tratar de dar respuesta a todas las dudas que puedan surgir y esclarecer un poco en qué consiste un seguro de salud explicamos hoy en qué hay que fijarse antes de contratar un seguro de salud.

Provisiones de las compañías

La provisión es la reserva que una compañía realiza para poder hacer frente a las obligaciones que contrae con sus asegurados. Se establece para cada persona asegurada y refleja el balance que debe quedar al prestar sus servicios a la persona asegurada. Esa provisión nunca podrá ser negativa y se calcula en base a las garantías del contrato, la duración y la edad del asegurado.

Digamos que a la hora de contratar un seguro de salud tenemos que tener claro que la compañía realiza dicha provisión (en principio la harán, porque están obligados a ello), y conocer si es posible la cuantía, para poder comparar con otras empresas.

Periodos de carencia

Los seguros de salud suelen contar con periodos de carencia que vale la pena conocer. Estos periodos de carencia son el tiempo que debe pasar desde que contratas el seguro hasta que haces uso de determinados servicios, que suelen ser pruebas diagnósticas o tratamientos complejos.

Sí se suele tener acceso a pruebas diagnósticas sencillas, como análisis de sangre y orina, ecografías, radiografías, etc., y a visitas médicas e incluso con especialistas. Pero para cosas más complejas hay que conocer el periodo de carencia porque si no, la aseguradora no lo cubre todavía. Por ejemplo, si hablamos de un parto, suelen establecerse 8 meses desde la contratación. En caso de radioterapia o quimioterapia podemos estar hablando de 10 meses.

Preexistencias

Las preexistencias son las enfermedades que una persona padece en el momento de contratar el seguro médico. Estas enfermedades deben ser conocidas por la compañía de seguros porque la prima depende en cierto modo de ellas. Si se omiten datos la compañía puede luego negarse a ofrecer un servicio hacia una enfermedad que no estaba contemplada, en parte porque provoca un desajuste de la provisión que hemos comentado antes (puede ser negativa, porque el asegurado requiera más tratamientos de los que la compañía había calculado y reservado para ella, por causa voluntaria del asegurado, que no dio todos los datos).

La prima del seguro

Un factor determinante a la hora de contratar un seguro es el de la prima que vamos a pagar, el precio, lo que nos va a costar. Es obvio que tenemos que tenerlo en cuenta para saber si es lo que nos interesa o lo que buscamos. Para saber cómo se calcula la prima de un seguro podéis leer esta entrada en la que lo explicamos hace unos días: Cómo se calcula el precio de un seguro de salud.

Servicios online o telemáticos

Los tiempos están cambiando a marchas forzadas y muchas de las consultas que antes se solucionaban solo yendo al médico pueden ahora ser resueltas fácilmente con una consulta online o telemática. Contactar online con un profesional y enviarle una foto para recibir una orientación diagnóstica, o simplemente explicar tu caso para saber si es importante o no ir al médico, es un valor añadido que no debe pasar desapercibido.

Coberturas del seguro

Mucha gente compara su seguro de salud con el que ha contratado otra persona hablando solo del precio que paga. Parece que cuando uno paga menos ha sido más hábil a la hora de contratarlo o que esa aseguradora es más eficiente. En realidad, el precio depende mucho de las coberturas que ofrece, y se puede contratar un seguro muy económico que luego no nos cubra en situaciones en que necesitaríamos asistencia. Hay que conocer con detalle cuáles son las coberturas para poder tener una referencia clara de lo que se va a contratar.

Cuadro médico de la aseguradora

El cuadro médico son los profesionales y centros que forman parte del seguro contratado. Puede ser interesante conocer cuál es el cuadro médico para ver si nos interesa un seguro centrado en ello, o bien otra póliza con la que podamos ser atendidos por otros profesionales.

Si el seguro contratado es de copago

Hay pólizas de seguro con copago, que son más económicas, pero que conllevan una coparticipación del asegurado en las visitas y tratamientos.