Bienestar, Prevención

¿Cómo quitar las verrugas del cuello?

Ante todo, debes acudir a tu dermatólogo para comprobar si las verrugas del cuello puedes quitarlas o no.

Es posible que te estés preguntando ¿cómo quitar las verrugas del cuello? En este artículo, te mostraremos diferentes métodos para hacerlo. Pero antes, conocerás todo lo que debes saber sobre ellas, como que su origen está relacionado con el VPH.

Dermatología

Las verrugas se forman debido a una infección de la piel, o las mucosas, ocasionada por el virus del papiloma humano, VPH. Se calcula que hay más de 100 tipos de VPH. Por fortuna, solo unos pocos son peligrosos, ya que pueden producir un precáncer o cáncer.

Lo cierto es que el principal problema que presentan estas verrugas es estético, ya que ni duelen ni se van a complicar, en la mayoría de las ocasiones. Lo normal es que este tipo de verrugas desaparezcan por sí solas en unas semanas o meses.

Las verrugas suelen aparecer en zonas en las que la piel está más expuesta, como en el cuero cabelludo, la cara, el cuello, las manos y las plantas de los pies. En este último caso, suelen ser muy molestas por razones obvias.

Decíamos con anterioridad que lo habitual es que desaparezcan solas, pero aún así, lo adecuado es que las valore tu médico. A continuación, te mostramos cómo quitar las verrugas del cuello, cuando es necesario.

¿Cómo quitar las verrugas del cuello con éxito?

Recalcamos de nuevo que la mayoría de las verrugas desaparecen solas. El 30 % de todas ellas lo hace en seis meses, mientras que el 40 % a los dos años. Pero algunas veces esto no sucede. También es posible que comiencen a crecer o a ocasionar algún tipo de molestia.

En este artículo, nos estamos centrando en las que aparecen en el cuello, que son realmente antiestéticas. Tras una primera valoración de tu médico de familia, debes acudir a un dermatólogo. Este especialista estudiará tu caso para poder recomendarte el mejor tratamiento posible. Estos son los dos métodos más utilizados:

  • Láser Co2: Previa colocación de anestesia local, se utiliza el láser de Co2 que va evaporando la lesión sin dejar casi señal ni cicatriz. Es el método más eficaz.
  • Ácido salicílico. Se utiliza de forma tópica. Después se lima la zona para eliminar la piel.
  • Crioterapia. Se aplica sobre la verruga nitrógeno líquido. Debe utilizarse con mucho cuidado en el cuello, ya que deja una pequeña cicatriz. Es un método rápido, pero doloroso. Puede ser necesario repetir la aplicación varias veces.

Puede ser necesario recurrir a la cirugía, si no se tiene éxito con los otros dos tratamientos. Lo normal es que la verruga desaparezca para siempre, pero en este caso también quedará una pequeña cicatriz en la zona.

Ahora ya sabes cómo quitar las verrugas del cuello, y también por qué aparecen. Lo más importante es que un médico pueda valorar tu situación concreta para darte la mejor solución.