Salud

Así es como funciona el método POSE para adelgazar

El método POSE reduce el estómago mediante endoscopia, sin cicatrices y con menos riesgo de complicaciones.

Los altos niveles de sobrepeso y obesidad en la población mundial han llevado al desarrollo de nuevas técnicas para ayudar a eliminar el exceso de kilos en los casos en los que la dieta y el ejercicio no resultan efectivos. Un ejemplo de esos avances técnicos es el método POSE (‘Primary Obesity Surgery Endoluminal’), un proceso de reducción de estómago que se realiza sin incisiones mediante endoscopia, es decir, accediendo al órgano a través de la boca.

Nuestro país no se libra de esa epidemia de exceso de peso. El 40 por ciento de la población adulta –de 25 a 64 años— que vive en España tiene sobrepeso y el 21,6 por ciento es obesa, según un estudio de la Sociedad Española de Cardiología. Esta situación se agrava cuando no se practica ejercicio.

Según un análisis de la Universidad de Barcelona de 2017, los españoles están por debajo de la media europea a la hora de realizar actividad física o deporte con regularidad. Por ello, urge cada vez más la puesta en marcha de medidas eficaces contra el peligro de la obesidad para la salud pública.

Qué es el método POSE

Realizado bajo anestesia general, el método POSE es una intervención quirúrgica de unos 40 minutos de duración que se realiza para modificar el tamaño y la forma del estómago mediante pliegues en el fundus gástrico –la parte superior del estómago— y el antro pilórico –la parte baja—. La finalidad de esta operación es que quepa menos comida en el estómago y, por tanto, se alcance la sensación de estar lleno con menor cantidad de comida, así como ralentizar el vaciado, evitando sentir hambre entre comidas.

Aunque pueden aparecer algunos efectos secundarios tras la intervención -náuseas, hinchazón, gases o dolor abdominal-, al tratarse de una opción menos invasiva que otras cirugías bariátricas, tiene numerosas ventajas:

  • Reduce el riesgo de infección y las complicaciones asociadas.
  • Genera menos molestias tras la cirugía, por lo que el proceso de recuperación es rápido.
  • No deja cicatrices.
  • Conlleva menos tiempo de ingreso hospitalario, normalmente 24 horas, o es de tipo ambulatorio.
  • Permite volver a la vida normal en uno o dos días, sin necesidad de tener una baja médica.

Cuánto peso puedo perder

Esta Cirugía Primaria Endoluminal de la Obesidad está indicada para personas con un índice de masa corporal (IMC) de entre 30 y 40 -valores que indican que existe obesidad- y que no consiguen bajar kilos con ejercicio y dieta. También se puede practicar en pacientes que han podido reducir su peso por otros medios, por ejemplo, el balón intragástrico, pero han recuperado los kilogramos perdidos con el tiempo, o en aquellos con obesidad mórbida que no quieren someterse a una cirugía mayor.

Ejercicio y sobrepeso

Los resultados son visibles muy pronto, aunque hace falta introducir cambios en los hábitos alimenticios, similares a las pautas nutricionales tras cualquier otra cirugía bariátrica, e incluir el ejercicio en la vida diaria. Suele haber una pérdida media de 10 kilogramos durante los tres primeros meses tras la intervención y entre 600 gramos y 1,5 kilogramos semanalmente. Tiene efectos similares a la banda gástrica (otro proceso quirúrgico de reducción de estómago), con pérdidas de entre el 50 y el 60 por ciento del exceso de peso.

Este sistema permite perder casi tres veces más de peso que un programa de dietas y ejercicio. Según un estudio comparativo multicéntrico llamado ‘MILEPOST’, presentado en la Conferencia Anual de 2015 de la Federación Internacional para la Cirugía de la Obesidad y Desórdenes Metabólicos, los pacientes intervenidos mediante el método POSE registran una disminución media del 46,5 por ciento del sobrepeso frente al 18,12 por ciento conseguido con un programa de dieta y ejercicio físico.

Los datos de ese análisis -patrocinado por USGI Medical, responsable del desarrollo de la tecnología empleada en el método POSE- han sido avalados en otras investigaciones realizadas sólo en España, que arrojan resultados similares: el método POSE posibilita una reducción del 44,71 por ciento del peso corporal excedente en dos años.