Bebés, Padres

La música clásica durante el embarazo, ideal para reducir la ansiedad

Tanto para ti, la mamá, como para el bebé, resultará de lo más gratificante dejarse llevar por las diferentes melodías de la música clásica.

¿Sabías que escuchar música durante el embarazo es muy beneficioso? Los bebés, a partir de la 20 semana, ya tienen desarrollado el sentido del oído y, por tanto, pueden captar los sonidos y melodías del exterior. Es entonces cuando se recomienda realizar sesiones de música clásica que le ayudarán a relajarse y, además, a desarrollar su intelecto.

A continuación, vamos a analizar los beneficios de la música clásica durante el embarazo para que, así, puedas entender por qué esta es una práctica más que recomendada que puedes llevar a cabo durante la etapa de gestación.

Los bebés y la música

Como ya hemos mencionado, es a partir de la 20 semana cuando el bebé ya puede percibir sonidos del exterior. El motivo es que ya se le ha formado el sentido del oído y, por tanto, puede comenzar a captar todo tipo de ruido o melodías que tengan lugar fuera del vientre de la madre.

Si bien es cierto que todavía no puede entender el significado de las palabras, lo cierto es que, los expertos recomiendan que se les empiece a hablar para que puedan reconocer la voz de los padres.

Pero, además de las palabras, a los bebés también se les puede poner música para que puedan sentirse tranquilos y cómodos. Es una técnica perfecta para cuando sientes que está un poco inquieto y que no para de darte pataditas o de moverse. La música ejercerá un gran influjo en su estado de ánimo y os ayudará a que los dos os sintáis mejor.

Beneficios de la música durante el embarazo

Escuchar música durante el embarazo es, como ya hemos dicho, una buena técnica para hacer que el pequeño se relaje y se sienta mejor. Pero, además de esto, también hay otros beneficios interesantes y que te descubrimos a continuación:

  • Estimula la frecuencia cardíaca del feto: por tanto, consigue que el corazón bombee más rápido, que se oxigenen mejor las células y que, por tanto, el cerebro se forme de una forma más completa y saludable.
  • Produce endorfinas: tanto la madre como el bebé liberarán endorfinas cuando escuchen música y, por tanto, los dos tendrán una amplia sensación de bienestar y relajación que les ayudarán a sentirse mejor.
  • Activación de células cerebrales: muchos estudios han determinado que, al escuchar música activamente, las resonancias vibratorias hacen que las células del cerebro se enciendan.   
  • Bebés más relajados y concentrados: también se estima que escuchar música durante el embarazo ayuda a que los bebés sean más tranquilos y lloren menos cuando nazcan. 

La música clásica, el mejor estilo para el embarazo

Para poder aprovechar todos los beneficios que acabamos de indicarte, es importante saber determinar qué tipo de música poner a nuestro bebé. Después de muchos estudios, se ha determinado que es la música clásica la que consigue más beneficios que cualquier otro estilo musical.

De hecho, un investigador inglés llamado Michele Clements llegó a indicar qué tipo de música clásica es mejor para los niños: la música barroca y, sobre todo, la de Mozart o Vivaldi. Este autor publicó un libro con este estudio al que tituló “Efecto Mozart” y, en él, se pueden comprobar los experimentos y resultados que obtuvo durante sus investigaciones.

En general, lo que el doctor indica es que la música barroca estimula las neuronas cerebrales de los bebés al potenciar nuevas conexiones. El motivo es que estas melodías son ricas en simetrías que consiguen desarrollar los dos hemisferios cerebrales al máximo.