Embarazo, Fertilidad

Plazos de fertilidad que debéis conocer

La edad es un factor fundamental en la fertilidad masculina y femenina, pero la mayoría desconoce los rangos que hay que tener en cuenta para buscar un embarazo.

La búsqueda del primer hijo se ha retrasado por motivos personales, profesionales, socioeconómicos, etcétera. La consecuencia de esta transformación ha repercutido en un descenso considerable de la natalidad, ya que la edad de los progenitores, especialmente la de la madre, es un factor crucial para la fertilidad.

No obstante, los especialistas en reproducción asistida constatan que a pesar de la importancia de la edad en las probabilidades para lograr un embarazo sano, la mayoría de los que acuden a consulta desconocen la edad óptima para concebir, cuándo empiezan a reducirse las posibilidades y en qué momento es prácticamente imposible lograr una gestación natural.

Los tiempos que debe tener en cuenta la mujer

El periodo óptimo para que una mujer se quede embarazada de manera natural se sitúa entre los 20 y los 30 años aproximadamente. Esto no quiere decir que fuera de ese rango sea imposible conseguir un embarazo; simplemente que las probabilidades disminuyen.

  • A los 30 años una mujer que no tenga problemas de salud que puedan perjudicar su fertilidad tiene alrededor de un 20 % de probabilidades de lograr un embarazo en cada ciclo menstrual. Es decir, de cada cien féminas que mantengan relaciones sexuales sin protección anticonceptiva, veinte se quedarán embarazadas en ese primer ciclo. El resto lo conseguirá en ciclos posteriores.
  • Entre los 30 y los 35 años la reserva ovárica va mermando lentamente. En consecuencia, las posibilidades de lograr un embarazo en cada ciclo también son menores. Se calcula que esta bajada está alrededor de un 3 % cada año. No obstante, en esta etapa la subfertilidad no es verdaderamente significativa.
  • De los 35 a los 38 años. A partir de los 35 años, la reserva ovárica femenina experimenta un descenso brusco tanto en el número de óvulos como en la calidad de los mismos. Además, esta caída se incrementa a mayor velocidad a medida que pasa el tiempo y los especialistas ya empiezan a contar en meses, no tanto en años.
  • A los 40 años. Las cifras que manejan los especialistas en reproducción asistida revelan que una mujer que busque su primer embarazo a los 40 años tiene aproximadamente un 5 % de probabilidades de lograrlo en cada ciclo menstrual.
  • Entre los 40 y los 45. En este periodo la reserva ovárica se agota por completo. A los 43 prácticamente es inexistente y a los 45 se considera, por regla general, completamente nula, dado que aunque quede algún óvulo en los ovarios, no suelen ser aptos para conseguir un embarazo viable.

El hecho de que la reserva ovárica esté agotada no quiere decir que cese la menstruación. La menopausia puede tardar varios años en llegar.

Los plazos que influyen en el varón

Los tiempos que determinan la fertilidad masculina son mucho más amplios que los de la mujer, aunque no son eternos. Además, la calidad del semen ha descendido notablemente en las últimas décadas, de forma que hay hombres subfértiles a edades más tempranas que antaño.

No obstante, por regla general, en un varón sano la fertilidad empieza a deteriorarse progresivamente en torno a los 55 años. A partir de ese momento, la cantidad de espermatozoides presentes en el semen desciende. También empeoran otros factores, como la forma, la velocidad o el movimiento de los mismos.

Conocer estos plazos permite, según los especialistas, llevar a cabo una planificación familiar más consciente y realista. Además, posibilita el diagnóstico de posibles problemas de fertilidad con un margen mayor de maniobra para aplicar los tratamientos oportunos.