Fertilidad, Reproducción Asistida

Deterioro de la calidad del semen

La calidad del semen se ha deteriorado de forma progresiva en las últimas décadas. Revisamos la evidencia.

Los especialistas en reproducción asistida están preocupados por varios factores relacionados con la disminución de la fertilidad. Uno de ellos es el retraso de la edad de la mujer a la hora de buscar su primer hijo, pero también destaca la disminución de la calidad del semen observada en los países desarrollados en las últimas décadas, que ha confirmado una de las mayores revisiones sistemáticas, publicada en la revista Human Reproduction Update a finales de 2017.

En los últimos años, se han difundido estudios que informan de la disminución del número y calidad del semen. Esta publicación confirma que se ha producido en las últimas décadas un descenso progresivo en el número y concentración de espermatozoides mayor del esperado, descenso que no muestra signos de estabilización y que amenaza con convertirse en un problema mayor que transciende la salud reproductiva del varón.

En este trabajo se revisan los estudios publicados en lengua inglesa entre 1981 y 2013 que hacen referencia al recuento espermático. Después de un proceso de selección se recogen los datos de 185 estudios que recogen los datos de muestras de semen de 42.935 hombres recogidas entre 1973 y 2011.

Diferencias a nivel mundial

En el estudio se analiza la evolución de la concentración y el recuento total de espermatozoides a lo largo de período estudiado en función del origen geográfico de los varones.

El resultado es una disminución significativa en estos parámetros en los países occidentales, que incluye Estados Unidos, Europa, Australia y Nueva Zelanda. El descenso observado de la concentración espermática y del recuento total en esta población es de un 52,4 % y un 59,3 % respectivamente, descenso que no muestra signos de estabilizarse. En el resto del mundo también se observa una disminución de estos parámetros, pero no tan intensa.
Este estudio tiene como limitación principal que no analiza la movilidad y la morfología de los espermatozoides debido a que no estaba disponible en la mayoría de los estudios y a los cambios en la forma de evaluar estos parámetros a lo largo del tiempo.

La calidad del esperma en las zonas desarrolladas (el grupo compuesto por Europa, Nueva Zelanda, Norteamérica y Australia) ha experimentado un descenso rápido y progresivo. Además, los autores han observado que esta tendencia no tiene muestras de estabilizarse. Así, la calidad espermática de este grupo ha bajado nada menos que un 52,4 %, tanto en lo referente a la concentración de espermatozoides por mililitro de semen como en su recuento total en las muestras. Este dato coloca a cientos de miles de varones occidentales en el umbral de la subfertilidad o directamente en la infertilidad.

Este descenso en el número espermatozoides es responsable de un incremento en el número de varones que tienen una concentración espermática menor a 40 millones por ml que es el umbral que se asocia a la disminución de la probabilidad mensual de conseguir la concepción.

Aunque este estudio no está diseñado para obtener información sobre las causas de este descenso, información de otros estudios lo ha relacionado con influencia en hábitos de vida y factores medioambientales, en especial con la disrupción hormonal producida en el período fetal por la exposición a sustancias químicas y tabaco, y a pesticidas y estilos de vida adulta.

Pero las implicaciones de este descenso de la fertilidad pueden tener una mayor repercusión que la meramente relacionada con la salud reproductiva, ya que estos factores se han relacionado con otros aspectos de la salud del varón como el cáncer testicular, las malformaciones del aparato genital, el desarrollo puberal y la función hormonal de los testículos.

Para finalizar, los autores del estudio señalan la importancia de incrementar la investigación para conocer las causas y repercusiones de este descenso que podría convertirse en un marcador de buena salud a lo largo de la vida del hombre.