Padres, Reproducción Asistida

Donación de óvulos: ¿qué es y qué tienes que hacer si quieres ayudar?

Conoce qué requisitos has de cumplir y cómo es el proceso fase a fase.

¿Has pensado alguna vez en hacerte donante de óvulos? Es un acto altruista y sumamente generoso que va a dar a otra mujer la posibilidad de que pueda ser madre. La ovodonación o donación de óvulos, que está contemplada en la Ley de Reproducción Asistida, es una decisión que se debe meditar durante un tiempo, valorando los pros y los contras. Si estás segura de que quieres ayudar a otros, estos son los pasos a seguir.

 

¿Cuáles son los requisitos para ser donante de óvulos?

  • Tener entre 18 y 35 años, y gozar de buena salud física y psíquica.
  • Haber mantenido previamente relaciones sexuales.
  • No contar con antecedentes personales o familiares de enfermedades hereditarias graves.
  • No tener antecedentes de enfermedades ginecológicas.
  • No ser portadora de enfermedades de transmisión sexual.

Si cumples los apartados anteriores y estás dispuesta a donar tus óvulos, solo tienes que dirigirte a un centro de reproducción asistida para que te informen del proceso. De querer continuar, te harán una entrevista para elaborar una historia clínica con todos tus antecedentes personales, familiares, los motivos que te llevan a hacerte donante, etc. También te explicarán detenidamente en qué consiste la donación de óvulos desde el punto de vista médico, psicológico y legal.

¿Qué pruebas me van a realizar?

Donación de óvulos

Tras esa primera entrevista, tendrás otra con un psicólogo en la que este te realizará un examen psicológico exhaustivo que certifique que estás en perfectas condiciones para formar parte del programa de donación de óvulos.

También pasarás un examen físico general que ayudará a completar tu historia clínica, con datos como altura, peso, tono de la piel, color y textura del pelo, color de los ojos, etc.

Más tarde se realizará un estudio ginecológico completo con un amplio número de pruebas analíticas (citología, ecografía, pruebas genéticas, etc.) para garantizar tu buen estado de salud y hacer más seguro el proceso de extracción de óvulos. Asimismo, se determinará tu grupo sanguíneo, que debe ser compatible con el de la receptora.

Una vez completadas estas pruebas, pasarás a formar parte de la base de datos de donantes-receptoras del centro y quedarás a la espera hasta que una receptora compatible (con la que guardes la mayor similitud fenotípica e inmunológica) necesite óvulos.

donante_alcobendas

¿Cómo es el proceso de donación de óvulos?

Lo primero que se realiza es una estimulación ovárica para ayudar a que los ovarios maduren óvulos. Esos óvulos maduros se extraerán y serán donados a las mujeres receptoras. La estimulación ovárica consiste en un tratamiento hormonal que se puede administrar en casa por vía subcutánea durante unos 10-12 días. El médico te explicará qué dosis debes tomar y cómo administrártela para que puedas hacerlo sin problemas y de forma sencilla.

Durante el proceso de estimulación ovárica, el especialista te monitorizará a través de diferentes pruebas médicas como la ecografía transvaginal y las analíticas hormonales, que suelen hacerse con mucha frecuencia para asegurar la efectividad del tratamiento.

Una vez que el ginecólogo decide que ha llegado el momento de extraer los óvulos (cuándo se considera que los folículos ováricos pueden albergar un óvulo maduro), se programa la extracción, que se realiza bajo una ligera sedación. Es una intervención sencilla que te permitirá regresar a casa en unas dos o tres horas.

¿Cuáles son los riesgos?

El proceso es generalmente bien tolerado y solo excepcionalmente puede darse el Síndrome de Hiperestimulación Ovárica (SHO), que consiste en una respuesta exagerada al tratamiento y que es algo hoy en día con los protocolos de tratamientos que se utilizan ocurre de forma excepcional. Otros problemas descritos son la infección, el hemoperitoneo o la torsión ovárica, que también se dan rara vez.

Cada donante recibe una compensación por las molestias ocasionadas, que está fijada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, siguiendo las recomendaciones de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida.

El acto altruista de donar óvulos aporta a la donante una gran satisfacción personal por sentirse útil al ayudar a otros.