Padres

Acné del lactante: todo lo que debes saber

El acné no es solo cosa de adolescentes, se puede presentar incluso en lactantes. ¿Hay motivo para preocuparse? ¿Se puede combatir? Te respondemos a estas y otras cuestiones.

Lo primero que tienes que saber es que si este ha aparecido en las primeras semanas de vida es normal y no ha de preocuparte. Uno de cada cinco bebés lo sufren a las pocas semanas de nacer sin que conlleve complicaciones o deje secuelas. Esto no quiere decir que el acné del lactante no requiera observación y seguimiento.

Bruxismo y ATM

Cómo identificar el acné del lactante

Es muy importante aprender a identificar correctamente el acné del lactante, ya que se podría llegar a confundir con otro tipo de problemas más o menos graves. El acné es la aparición de pequeños granos con cabeza blanca y llenos de grasa. Es exactamente igual que los granos que aparecen durante la adolescencia.

Salen desde el nacimiento hasta la cuarta semana, aproximadamente. En ese margen de tiempo no es preocupante. Puede deberse a temas hormonales normales tras el nacimiento o a otras causas, pero es una patología benigna y transitoria. La Academia Española de Dermatología apunta que “el acné del bebé es fruto de hormonas transferidas durante el embarazo desde la placenta materna, que estimulan el aumento de glándulas sebáceas en el cuerpo del niño, que aún no han involucionado a su estado normal de inmadurez infantil”.

No hay efectos secundarios, en esta edad no quedarán marcas, si bien no se deben manipular bajo ningún concepto. Con el paso del tiempo los granos desaparecerán por sí solos. Los lugares más frecuentes para la aparición son las mejillas, la frente, el mentón, la espalada y esporádicamente en otras zonas del cuerpo, aunque con menor frecuencia.

En el caso de que aparezcan pequeñas protuberancias blancas puede que no se trate de acné, sino de milia, aunque tampoco tienes que alarmarte. La diferencia más notable entre uno y otro es la aparición de granos rojos. En el acné habrá un granito rojo, con cabeza blanca y en el caso de milia tan solo habrá una cabeza blanca, sin grano. Esta se presenta nada más nacer y es muy frecuente.

Un poco diferente al caso anterior es que el bebé tenga muchos granitos rojos sin cabeza blanca o irritación. Si la piel además se pone escamosa puede tener ser un eccema y requerirá otro tipo de atención médica. Por este motivo has de consultar siempre con el pediatra.

Causas del acné del lactante
91372841 – newborn baby breastfeeding, baby with a baby rash

Aparición del acné infantil entre los seis y los veinticuatro meses

La aparición del acné entre los seis y los veinticuatro meses puede ser un problema a largo plazo. No está confirmado por los expertos, pero lo más probable es que si el acné se presenta a esa edad también aparezca en la adolescencia. En ese caso hay que consultar con un pediatra, que probablemente recomiende la eliminación por medio de cremas farmacéuticas. Por supuesto, estos tratamientos serán menos agresivos que los empleados para tratar esta enfermedad en adolescentes y adultos.

Aunque el niño ya no sea un bebé tan pequeño, jamás hay que tocar esos granos. Pueden quedar cicatrices de por vida o producir una infección. El médico recomendará cuál es la mejor manera de actuar.