Alimentos, Dietas, Nutrición, Recetas

Los “fitcochos”: el desayuno más nutritivo

El desayuno es la primera comida del día. Se dice incluso que la más importante. Por ello, ya tengas la costumbre de desayunar pronto o prefieras dejarlo para media mañana, escoger bien los alimentos con los que inicias el día te permitirá afrontarlo con más energía y así sobrellevarlo mucho mejor, con más ánimo.

Según el tipo de dieta que necesites, ya busques reducir de peso disminuyendo el contenido calórico de tus comidas, o simplemente mantenerte en forma, reduciendo azúcares y grasas saturadas, un trocito de bizcocho con el café o té de la mañana, siempre es una delicia.

Pero en este artículo hablamos de algo mejor. No de un simple bollo industrial, o incluso de un bizcocho casero. En este post, hablamos del “fitcocho”. Se trata de una palabra nueva que mezcla el vocablo inglés “fit”, estar en forma, con la palabra bizcocho.

¿Y cuál es la diferencia con uno convencional? Lo que lo diferencia básicamente son los ingredientes. Mucho más sanos. El fitcocho te aporta mucha energía y no es necesario comer mucha cantidad porque sacian desde el primer momento que los pruebas. Además, ofrece tantas posibilidades como los tradicionales bizcochos, o incluso más.

¿Y la preparación?

Si es cierto que lo tendrás que elaborar tú mismo, pero puedes hacerlo con antelación, no es nada complicado, y será siempre una combinación ganadora. Además, si eres de los que tienes prisa, hay muchas recetas de fitcocho que pueden realizarse en el microondas y estarán listas en 5 minutos. ¡Así que no hay excusa!

Lo más complicado de la preparación es que en muchas recetas las claras tienen que estar a punto de nieve.

Ingredientes necesarios

En los fitcochos suele usarse harina de avena por sus múltiples beneficios desde un punto de vista nutricional. Además, llevan bastante menos harina que los bizcochos normales. La harina de avena ayuda a controlar el peso y con ella se evitan todo tipo de problemas autoinmunes o intestinales. También es un alimento muy indicado para los deportistas.

Y lo mejor, la multitud de opciones. Puedes obtenerla triturando copos de avena o puedes adquirirla ya molida. Además, encontrarás a la venta harina de avena de muchos sabores, chocolate, vainilla, cheesecake, coco, galletas, brownie… ¡Y los resultados son impresionantes!

Ahora bien, si no te gusta la avena, puedes probar con la espelta integral. También necesitarás huevo, claras y una pizca de levadura. Y ¿qué más? Pues tu imaginación es el límite.

Puedes añadir frutas, yogur, usar leche o leches vegetales, coco, almendra, cacao… Cuanto más natural lo hagas, mejor. Así no sólo vigilarás las calorías, sino que le estarás otorgando a tu cuerpo los mejores nutrientes. Lo mejor para que funcione bien.

Especialmente para los apasionados del desayuno, les abre una multitud de posibilidades para hacerlo rico, variado y muy saludable.

Y si haces mucho deporte, puedes también probar a añadir proteínas junto a la harina.  Con esto, usarás menos harina, y obtendrás un fitcocho más nutritivo. Para hacerlo un poco más dulce, puedes añadir unas gotitas de edulcorante.

Si aun así no te animas a hacerlo, puedes adquirir también alimentos de este tipo. En este caso es importante que examines con detalle el contenido nutricional.

Para los que tienen prisa: mugcakes fit y fitcochos al microondas

¿Quieres obtener un fitcocho en 5 minutos? Basta introducir los ingredientes en una taza y ponerlo al microondas entre un minuto y medio y tres, dependiendo de la potencia. El truco es que no salga del borde y no esté demasiado hecho.

Para ello, necesitarás un huevo o dos claras, 2 cucharadas de harina de avena y lo que quieras añadir. Ten en cuenta que la masa sube.

Para el fitcocho, puedes usar un tupperware o similar que resista en el microondas, sin tapa. En este caso, deberá estar 5 minutos al microondas y la mezcla lleva claras a punto de nieve.

Y ¡ya está! ¿Se te ocurre un desayuno más nutritivo?

Además de los fitcochos y el café o el té, puedes completarlo con frutas, zumos, leche… ¡Al gusto!