Dietas, Nutrición

El estado de cetosis en las dietas

¿Qué es la cetosis y la dieta cetogénica y cómo nos ayuda a perder peso?

Seguro que en algún momento has oído hablar de dietas bajas en hidratos de carbono, dietas hiperproteicas o proteinadas e incluso del estado de cetosis como medios para perder peso, y es posible que no sepas muy bien a lo que se refieren estos términos.

Te explicamos qué es el estado de cetosis en las dietas, si es bueno o malo entrar en cetosis para perder peso, si es recomendable o no seguir una dieta cetogénica si eres deportistas y algunas de las preguntas más frecuentes que surgen alrededor de estos conceptos.

peso-saludable

¿Qué es la cetosis?

Comencemos por el principio: la cetosis es el estado metabólico en el que entra nuestro cuerpo cuando le obligamos a utilizar las grasas como principal fuente de energía. Siguiendo la dieta mediterránea, que es la más popular en nuestro país, en la que están presentes de forma muy numerosa los carbohidratos (en forma de pan, pasta, cereales, etc.) nuestra principal fuente de energía en condiciones normales suele ser esa: los hidratos de carbono.

A través de una dieta en la que los hidratos de carbono se reducen drásticamente (no suelen eliminarse, ya que se siguen consumiendo fuentes de hidratos procedentes de las verduras ), ya no tenemos disponible esa energía proveniente de los carbohidratos: nuestro cuerpo en ese momento pasa a utilizar las grasas que ingerimos y las que tenemos almacenadas para producir energía, produciendo en el hígado además una serie de cuerpos conocidos como cuerpos cetónicos.

Se suele tardar unos cuantos días en entrar en este estado de cetosis en el que usamos las grasas como principal combustible (siempre y cuando nuestra ingesta de carbohidratos sea baja: alrededor de 15 o 30 gramos de carbohidratos al día), dependiendo de la cantidad de glucógeno que tengamos almacenado en nuestro cuerpo. Y no es fácil mantenernos en este estado: en el momento en que ingiramos una cantidad mayor de carbohidratos, saldremos del estado de cetosis y volveremos a usar los hidratos de carbono como principal fuente de energía.

cetosis

¿Qué beneficios tiene el estado de cetosis?

Las dietas que nos hacen entrar en estado de cetosis suelen ayudarnos a perder más peso durante los primeros días, (aunque esta pérdida de peso es fundamentalmente líquido), cuando estamos “gastando” todo el glucógeno que teníamos almacenado en nuestro cuerpo. Esto puede ser una buena motivación si acabas de empezar con una dieta: ver cómo los números de la báscula bajan a una mayor velocidad al principio puede ayudarnos a mantenernos firmes en nuestro propósito de perder peso. Aun así, debemos ser conscientes de que este peso que estamos perdiendo no está formado únicamente de grasa, sino que se corresponde en su mayor parte con el glucógeno perdido.

Otra de las ventajas del estado de cetosis en las dietas es que nuestro cuerpo aprende a utilizar las grasas de una forma más eficiente como “combustible” para realizar las diferentes tareas de la vida diaria y también para entrenar. Una vez que volvemos a introducir una cantidad mayor de carbohidratos en nuestra alimentación (se hace de forma controlada y con ayuda de un médico especialista para evitar el efecto rebote) nuestro cuerpo habrá aprendido también a gestionar estos hidratos de carbono de una mejor manera.

¿Quién puede hacer una dieta que incluya un estado de cetosis?

No todo el mundo puede realizar una dieta cetogénica. Tiene que ser el médico especialiste el que valore si la persona puede someterse a este tratamiento. Además del cumplimiento de la historia clínica el pacienta se tiene que realizar una analítica completa y un electrocardiograma.

¿Pueden las personas deportistas llevar a cabo esta dieta? Sí, de hecho el estado de cetosis se utiliza a menudo en el mundo del fitness durante la última etapa del período de definición, cuando estamos intentando quitar la mayor cantidad de grasa posible que recubre el músculo que hemos construido durante la época de volumen. En el caso de deportistas de resistencia como triatletas o maratonianos es interesante utilizarla para que el cuerpo aprenda a utilizar de una mejor forma las grasas como combustible (el umbral anaeróbico, el punto a partir del cual nuestro cuerpo genera energía solamente a partir de glucógeno, asciende en atletas de resistencia con una dieta baja en hidratos de carbono).

Ahora bien, debemos recalcar que es importante que este tipo de dietas las hagamos siempre bajo recomendación médica para cuidar de nuestra salud en el proceso, ya que entrar en estado de cetosis puede presentar en ocasiones algunos efectos secundarios indeseados (y transitorios) como pueden ser las cefaleas, las náuseas, la falta de apetito o la pérdida de músculo. Realizando la bajada de carbohidratos de forma progresiva podemos evitar estos efectos secundarios y dejar que nuestro cuerpo se vaya adaptando a este nuevo estado poco a poco.