Deporte, Entrenamiento

Deporte al aire libre VS deporte en espacios cerrados

¿Eres más de salir a correr por tu ciudad o de ir al gimnasio? Todos somos diferentes y, por eso, los entrenamientos también pueden ser distintos.

Por un lado, hay deportistas que prefieren salir a entrenar a la calle y sentir el aire mientras practican ejercicio, pero por otro, hay personas que prefieren hacerlo en el interior de un gimnasio. ¿Qué es mejor?

Deporte

En este artículo, vamos a descubrirte las diferencias que hay entre el deporte al aire libre y el deporte en espacios cerrados para que tú mismo veas las ventajas e inconvenientes de ambas prácticas y te decantes por la que más te interese.

Hacer deporte en el interior: pros y contras

Para poder responder a tus dudas acerca de si es mejor el deporte al aire libre o en espacios cerrados, comenzaremos analizando este último punto, es decir, el deporte en interiores.

Los beneficios de realizar deporte en espacios interiores son muchos y muy variados, entre ellos:

Más intensidad: el deporte dentro de un centro o espacio cerrado te permite concentrar todas tus fuerzas y energías en el ejercicio que estás haciendo. En el exterior, puedes distraerte y, además, no estás pendiente todo el rato de la intensidad y/o velocidad a la que haces el ejercicio.

Resultados más visibles: que puedas entrenar de forma más intensa te permitirá, también, que los resultados que consigas sean más visibles. Podrás ganar más masa muscular, quemar más calorías, aumentar tu resistencia, etcétera. Todo ello es debido a que tus visitas al gimnasio son 100% productivas.

deporte espacios cerrados

Desventajas de entrenar en espacios cerrados

Sin embargo, también existen algunos contras que tenemos que conocer antes de decantarnos por esta opción:

Menos motivación: es mucho más agradable salir a correr por la calle, por la montaña o por la playa que hacerlo dentro de un gimnasio con vistas a una blanca pared. Esto puede hacer que, a la larga, dejemos de entrenar con tanta asiduidad porque nos resulte aburrido y monótono este tipo de práctica deportiva.

Aire viciado: también es importante indicar que, en los gimnasios (sobre todo en la hora punta), hay muchas personas entrenando y, por tanto, el aire puede estar viciado de humanidad o con olores desagradables que pueden hacer que nuestro entreno no sea del todo grato.

¿Alguna vez te has preguntado acerca de la mejor hora para entrenar? En este otro artículo te ayudamos a que puedas saber si es mejor hacer deporte por la mañana o por la noche, ¡descúbrelo!

Deporte al aire libre: pros y contras

Continuamos este artículo hablando ahora de las ventajas y desventajas del deporte al aire libre para que, así, puedas decantarte por la mejor práctica para ti. Comenzamos hablando de los beneficios:

Menos estrés: salir a correr o a entrenar al aire libre te ayudará a relajar la mente, reducir el estrés y sentirte de mejor humor. El motivo es que el paisaje que observas mientras practicas deporte también contribuye a mejorar tu estado mental y, por tanto, a hacer que la experiencia sea mucho más agradable y positiva.

Más perseverancia: por otro lado, salir a correr junto a la playa o en un bosque es mucho más motivador y agradable que hacerlo en el interior de un gimnasio. Esto hace que, el hecho de salir a correr, no solo sea una pura mecánica deportiva, sino que se convierta en un momento agradable de paz y serenidad para todos tus sentidos.

Desventajas de hacer deporte al aire libre

Inconvenientes climatológicos: es uno de los inconvenientes más evidentes y molestos y es que, si está lloviendo, si hace mucho frío o mucho calor no te apetecerá salir a correr o hacer deporte en la calle. Esto puede afectar a tu ritmo de entrenamiento y hacer que no entrenes siempre que desees.

El tráfico de personas y de coches: también puede darse que, si entrenas en la ciudad, veas que tu entrenamiento está supeditado a los semáforos, a los transeúntes, a los coches, etcétera. Esto puede ser realmente molesto si te estás preparando para conseguir mejorar tus marcas o para participar en una carrera.